EMOLTV

Brasil quiere saltar la valla turca

Un partido le queda a los sudamericanos para disputar la final del Mundial por tercera vez consecutiva. Claro que el panorama no es auspicioso si se considera que los turcos han sido los únicos que le han puesto serios aprietos a los brasileños para lograr una victoria.

24 de Junio de 2002 | 16:19 | EFE
SAITAMA, Japón.- Brasil y Turquía disputarán el miércoles una semifinal del Mundial claramente decantada a favor de los sudamericanos, respaldados por la mejor artillería del torneo y el peso de su historia que puede llevar a la selección a lograr el hito de jugar tres finales consecutivas.

Turquía, que cumple su segunda participación después de más de medio siglo, ya ha colmado con creces sus objetivos y en su haber queda el hecho de que ha sido la única selección que ha puesto hasta ahora en aprietos a Brasil.

Aparte del apabullante currículo de los tetracampeones del mundo, los brasileños han sido letales en el aspecto ofensivo durante el presente Mundial: son los únicos que cuentan sus partidos por victorias y también sólo ellos han marcado al menos dos goles en cada encuentro.

Dos terceras partes de los 15 goles anotados por los hombres de Luiz Felipe Scolari se los reparten a partes iguales los dos astros del ataque: Rivaldo y Ronaldo, máximos anotadores del campeonato junto con el alemán Miroslav Klose.

En el debe queda que la gran revelación del equipo, el centrocampista Ronaldinho Gaúcho, no jugará por sanción, tras ser expulsado por una fuerte entrada al inglés Danny Mills.

Ronaldo se halla entre algodones desde que el viernes frente a inglaterra sufriera un estiramiento muscular en el abductor de la pierna izquierda.

El delantero del Inter italiano volvió hoy de forma suave a los entrenamientos y él mismo afirmó que jugará contra Turquía.

Al tenor del entrenamiento llevado a cabo hoy en el estadio de Saitama, escenario del partido a unos 30 kilómetros al norte de Tokio, Scolari mantiene la duda entre Juninho Paulista y Edilson para suplir a Ronaldinho.

El jugador del Atlético de Madrid actuó en el equipo teóricamente titular durante la primera parte de la práctica y a continuación lo hizo el veloz Edilson.

El susto en la práctica de Brasil tuvo como protagonista al portero Marcos, que se retiró con fuertes dolores en el muslo de la pierna derecha tras un encontronazo con el lateral derecho Belletti.

El médico Jose Luiz Runco descartó que la lesión del portero sea importante y confió en que podrá jugar contra los turcos. El propio Marcos aseguró después que no se perdería el partido "por nada del mundo".

El destino ha querido que Turquía se encuentre de nuevo en el camino de Brasil, que pasó serios apuros para derrotar a los otomanos por 2-1 en el debut de ambos en el grupo C.

La polémica saltó al final del partido cuando el árbitro sancionó con penal un agarrón claramente fuera del área a Luizao. La pena máxima la convirtió Rivaldo, protagonista igualmente unos minutos después por simular que un balón lanzado por Hakan Ulsan le había golpeado en la cara cuando en realidad le impactó en la rodilla.

Turquía se rehizo en los siguientes partidos y con un empate ante Costa Rica (1-1) y una goleada a China (3-0) se metió en octavos, ronda en la que superó al anfitrión Japón (1-0). Un gol de oro de Ilhan Mansiz a Senegal sitúa a los turcos en semifinales por primera vez en su historia.

El principal problema del seleccionador Senol Gunes es la casi baja segura de la estrella del equipo Hakan Sukur, mermado todo el campeonato por una lesión de tobillo y ahora casi descartado por un golpe en la rodilla. El salvador Mansiz se perfila como su sustituto.

Gunes ha fortalecido estos días la moral de sus hombres, aspecto en el que ha influido el deseo de revancha por el "regalo arbitral" que supuso su derrota ante Brasil. Los 70 millones de compatriotas, entregados incondicionalmente, será otro acicate para los otomanos.

Alineaciones probables:

Brasil: Marcos; Cafú, Lucio, Roque Junior, Roberto Carlos; Edmilson, Gilberto Silva, Kleberson, Juninho o Edilson; Rivaldo, Ronaldo.

Turquía: Recber, Korkmaz, Akyel, Ozalan, Kerimoglu, Belozoglu, Basturk, Penbe, Davala, Sas y Mansiz.

Arbitro: Kim Milton Nielsen (Dinamarca), asistido por Maciej Wierczbowski (Polonia) e Igor Sranka (Eslovaquia).