EMOLTV

Blatter rechaza acusaciones de conspiración en favor Corea

Junto con reiterar que la final del Mundial se jugará en Yokohama el 30 de Junio a las 8:00 PM, el presidente de la FIFA rechazó cualquier acusación que sostenga que se ha favorecido a Corea a través de los arbitrajes.

24 de Junio de 2002 | 22:00 | EFE
YOKOHAMA.- Joseph Blatter, presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), ha hecho público un breve comunicado en el que rechaza de plano las acusaciones de conspiración para favorecer a Corea del Sur en el Mundial de fútbol que este país organiza conjuntamente con Japón.

"Debido a los últimos rumores me veo obligado a reiterar lo siguiente:

1. La final la Copa del Mundo de la FIFA Corea-Japón se disputará en Yokohama el 30 de junio a las 8 pm, como figura en el calendario.
2. Queda rechazada en su totalidad cualquier acusación de conspiración para favorecer a la República de Corea", señala Blatter en su breve comunicado.

Blatter sale así al paso de los insistentes rumores que apuntan a una ayuda de los árbitros para facilitar el acceso a las semifinales, e incluso a la final, del Mundial 2002 de Corea del Sur, cuyos últimos tres partidos han estado marcados por la polémica.

En el último partido de la primera fase, Corea del Sur se impuso por 1-0 a Portugal, selección que acabó con dos expulsados (Joao Pinto por una dura entrada y Beto por doble amonestación) y que se considera perjudicada, mientras que en los octavos de final los surcoreanos eliminaron a Italia con un gol de oro en un partido que los transalpinos consideran manipulado, ya que el colegiado anuló un gol a Damiano Tomassi, expulsó a Francesco Totti y señaló un penalti a favor de los anfitriones, que acabaron ganando con un ’gol de oro’ en la prórroga.

El último episodio llegó en los cuartos de final. Corea eliminó a España en la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti. El árbitro egipcio Gamal Ghandour anuló dos tantos a España (uno de Rubén Baraja y otro de Fernando Morientes), el segundo de ellos en la prórroga y que habría supuesto por ser un ’gol de oro’, la clasificación española para las semifinales.

Todos estos hechos han generado un clima de sospecha generalizada que el presidente de la FIFA se ha apresurado a rechazar tajantemente.

Al ratificar nuevamente la final como estaba previsto en el Estadio de Yokohama el 30 de junio a las 20.00 (11.00 GMT), Blatter también aprovecha para desactivar algunos rumores surgidos sobre la posibilidad de trasladar la final a Corea del Sur, toda vez que algunos medios sensacionalistas dan por hecho que accederá la selección del holandés Guus Hiddink.