EMOLTV

Schumacher y Ferrari la sacan barata ante la FIA

El piloto alemán, la escudería Ferrari y el brasileño Rubens Barrichello sólo fueron multados con un millón de dólares por las determinaciones que tomaron en el GP de Austria y por su accionar en podio. No obstante, a nadie le descontaron puntos en la clasificación.

26 de Junio de 2002 | 09:04 | DPA
PARIS.- El alemán Michael Schumacher tendrá que pagar una fuerte multa por su comportamiento en el podio del Gran Premio de Fórmula 1 de Austria, pero mantendrá los puntos de su polémica victoria, según anunció hoy la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Schumacher se impuso en el circuito de Spielberg gracias a que su compañero de equipo en Ferrari, el brasileño Rubens Barrichello, le dejó pasar en la última recta siguiendo órdenes de equipo. En el podio, el alemán dejó que el sudamericano ocupase el escalafón más alto.

La FIA decidió hoy que tanto los dos pilotos como la escudería italiana paguen entre los tres una multa de un millón de dólares por saltarse el protocolo en la entrega de premios. La mitad del dinero se apartará durante un año y será pagadero sólo si se repite un caso similar durante los próximos 12 meses.

Imponer sanciones por lo ocurrido en la carrera a los dos pilotos resulta imposible, porque "los dos están obligados contractualmente a obedecer las órdenes del equipo", aclaró en París la FIA, que "lamentó", en cualquier caso, el tipo de instrucciones que dio Ferrari.

El equipo italiano tampoco será sancionado a causa "del tradicional derecho de un equipo" a decidir la prioridad que otorga a cada uno de sus pilotos.

El comportamiento en la entrega de premios es sancionable porque es "obligación de todo equipo que sus pilotos se atengan a los procedimientos sobre el podio y no desconcierten de alguna manera a las autoridades del país donde se celebra el Gran Premio".

Schumacher recogió el trofeo de ganador de manos del canciller austríaco Wolfgang Schuessel y se lo entregó seguidamente a Barrichello. Además, el alemán le cedió el sitio en lo más alto del escalafón al brasileño.

Ferrari prefirió mostrarse cauto tras conocer la decisión del organismo rector del automovilismo. "Respetamos la decisión de la FIA", dijo lacónicamente el portavoz del equipo italiano, Luca Colajanni.

En una encuesta relámpago realizada en la página de Internet del diario "La Repubblica", la mayoría de italianos no aceptaron como justa la sentencia. El 46 por ciento piensa que no se debería haber habido ningún tipo de sanción, el 15 por ciento se muestra de acuerdo con la decisión y el 11 por ciento cree que Schumacher tendría que haber sido descalificado.