EMOLTV

Serena es la nueva reina de Wimbledon

La tenista estadounidense venció en la final del Grand Slam británico a su hermana Venus Williams, en dos sets por 7-6 y 6-4.

06 de Julio de 2002 | 11:10 | DPA
LONDRES.- La estadounidense Serena Williams se impuso hoy a su hermana Venus en la final del torneo de tenis de Wimbledon, por 7-6 (7-4) y 6-3, adjudicándose su segundo título de Grand Slam en un mes después de la reciente victoria conseguida en Roland Garros.

Serena, de 20 años y segunda cabeza de serie, logró la victoria en el Grand Slam parisino también sobre su hermana mayor, de 22 y primera favorita, que acudía al All England Club con el objetivo de adjudicarse su tercer título consecutivo sobre la hierba de Wimbledon.

“Es muy difícil ganar aquí a Venus", dijo la vencedora, que consiguió su tercer título de Grand Slam después de que en 1999 se impusiera en el US Open ante la suiza Martina Hingis. Con la victoria de hoy, Serena se embolsa un total de 729.000 dólares.

"Serena siempre tuvo la mejor respuesta. Eso hay que aceptarlo", confesó Venus, que perdió por cuarta vez en nueve enfrentamientos contra su hermana.

"Yo apuesto por Serena", había comentado Oracene Williams antes de la tercera final de Grand Slam disputada entre sus hijas, de las cuales Venus sólo pudo ganar la primera, en el US Open de 2001.

"Serena está pegando más fuerte y es más potente", explicó la madre, que cree que Venus, por el contrario, es "más inteligente y más refinada".

La final fue tan emocionante como pueden serlo los partidos entre hermanos. "Yo no puedo odiar a mi hermana", dijo el ex tenista alemán Boris Becker, comentarista de la "BBC", con lo que quiso decir que la que para él es condición fundamental de un buen partido no se puede dar en un choque entre hermanas.

Oracene Williams desmintió de forma categórica que el resultado de la final se hubiera discutido previamente en el núcleo familiar, pero en el partido se produjo una anécdota que dio de nuevo la impresión de que Serena y Williams hicieron lo que quisieron sobre la pista central del All England Club.

Las dos tenistas ignoraron un perfectamente audible grito de "red" de la juez Jane Harvey cuando Serena disfrutaba de una bola de set en el tie-break y continuaron jugando. El punto terminó, ambas cambiaron de campo y todo quedó olvidado.

La victoria de Serena llegó cuando Venus cometió una doble falta en el octavo juego del segundo set, que puso el marcador en 5-3 favorable a la campeona. Serena sirvió en el game definitivo para el 6-3 final y aprovechó el primero de los tres match points de que dispuso para levantar los brazos al cielo, donde por primera vez en días pudo verse el sol.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo