EMOLTV

El Tour gira sobre la imbatibilidad de Armstrong

En la primera jornada de descanso y antes de abordar los ascensos a los Pirineos, todos hablan de que el estadounidense no está tan fuerte como en ediciones anteriores y que su reinado se puede acabar. El pedalero del US Postal se defiende y dice que siempre edificó sus triunfos en la montaña.

16 de Julio de 2002 | 10:15 | DPA
PARIS.- Todos los aficionados que pensaban que el Tour de France iba a ser aburrido porque el estadounidense Lance Armstrong iba a ganar fácilmente otra vez están hoy, en el día de descanso, más que sonrientes.

La razón es que, tras una semana, nueve etapas y una contrarreloj larga del Tour 2002, Armstrong no es líder y ni siquiera se mostró dominador como en las tres ediciones anteriores.

Santiago Botero
Botero es una de las amenazas para el tejano.
El resorte que hizo asomar todas las sonrisas fue la derrota de Armstrong en la contrarreloj de 52 kilómetros del lunes, a manos del colombiano Santiago Botero, del equipo español Kelme. La victoria de Botero supuso un hito no sólo por ser el primer triunfo de un colombiano en una contrarreloj del Tour, sino porque Armstrong había ganado todas las pruebas contra el crono largas en la ronda francesa en los últimos tres años, y además con amplias diferencias.

Como consecuencia de esto, el diario "L’Equipe" oficializó las dudas sobre Armstrong: "No tan simple como se esperaba". "Le Parisien" le siguió: "¿Y qué si Armstrong ya no es invulnerable?".

El líder de la carrera tras la prueba contra el reloj es el español Igor González de Galdeano, que dispone de 26 segundos sobre el estadounidense.

La nueva situación tampoco pasó inadvertida para sus rivales. "Por primera vez en mucho tiempo tenemos la sensación de que (Armstrong) puede ser batido", comentó el español Joseba Beloki, tercero en los dos últimos Tours. "Este es un punto esencial justo antes de que ataquemos los Pirineos. Empieza un nuevo Tour", comentó el vasco, que es tercero en la clasificación general.

Efectivamente, los 182 supervivientes comenzarán el asalto a los Pirineos el jueves y durante tres complicadas etapas. Los Alpes tendrán que esperar hasta la semana siguiente, con otras tres duras jornadas.

Igor González de Galdeano
El puntero de la prueba no cede.
Pero lo visto hasta ahora prueba que Armstrong no está tan fuerte como en ediciones pasadas, y que la nómina de candidatos a su trono es amplia. El primero de ellos es sin duda el líder, González de Galdeano, que ha mantenido con entereza su posición durante los cinco últimos días.

Tras él está Beloki, su compañero en el equipo Once, situado a 1:23 segundos de González de Galdeano en la clasificación. Precisamente una de las incógnitas que plantea la carrera es quién será definitivamente el jefe de filas del Once, una cuestión que deberá quedar resuelta en la montaña.

A ellos se añade Botero, que a su éxito en la contrarreloj añade una demostrada capacidad como escalador, refrendada por su victoria en el Gran Premio de la montaña del Tour 2000.

Lance Armstrong
Armstrong quiere liquidar en la montaña, "como siempre lo he hecho", dice.
Pero ante la alegría de sus enemigos, Armstrong sigue manteniendo su confianza. "Al principio dijimos que si había un momento en que podíamos perder el Tour ese era en la primera semana", comentó el texano de 30 años en la noche del lunes. "Esos días ya pasaron y todavía estoy vivo, creedme".

Por si acaso no le creen, Armstrong contraatacó. "Nunca gané el Tour en las contrarrelojes, nunca. Siempre fue en las montañas. Y estoy con mucha confianza para los próximos días".