EMOLTV

Ardiles quiere un Racing difícil de vencer

El argentino Osvaldo Ardiles, el recién contratado técnico y que reemplazará a Reinaldo Merlo, dirigirá por primera vez en su país.

26 de Julio de 2002 | 09:56 | EFE
BUENOS AIRES.- El entrenador argentino Osvaldo Ardiles se declaró hoy orgulloso de haber sido contratado como nuevo técnico del Racing Club y prometió convertirlo en un equipo ofensivo y difícil de vencer.

"Es un gran honor dirigir a Racing, un equipo que fue campeón mundial, nada menos, y desde el punto de vista personal es un desafío futbolístico", comentó al llegar a Buenos Aires desde Londres.

Osvaldo Ardiles, quien nunca dirigió en Argentina y sí lo hizo en Inglaterra, Japón, México, Croacia y Arabia Saudita, fue contratado en reemplazo de Reinaldo Merlo, quien renunció el miércoleso como técnico de los albicelestes.

"Me gustan los equipos que defiendan bien y que sean difíciles de vencer, pero me gusta atacar con mucha gente y hacer goles", comentó en alusión a sus planes.

En este sentido, dijo que Racing Club "tendrá un estilo ofensivo y agresivo, sin descuidar la defensa: me gusta que todos los jugadores piensen en el ataque".

Ardiles formó parte de la selección argentina que ganó el Mundial 1978 disputado en este país y recaló luego en el Tottenham Hotspur inglés, donde cumplió su mejor ciclo como futbolista, y en el Paris Saint Germain francés en 1982.

Tras colgar los zapatos, dirigió al Tottemhan Hotspur y al también inglés Newcastle, al Guadalajara de México, Yokohama Marinos de Japón -fue subcampeón en 2000- y Al Jttihad, de Arabia Saudita.

"Siempre tuve el deseo de volver a Argentina y me siento muy bien, encantado de estar en el país y en Racing por su envergadura", apuntó.

La contratación de Ardiles despertó tanta sorpresa en el fútbol argentino como la dimisión de Merlo, quien el año pasado llevó a Racing a ganar el campeonato local después de 35 años de sequía.

Merlo dimitió al cabo de 18 meses de gestión, disconforme porque la dirección del club no fichó a los jugadores que pedía para reforzar el equipo y en cambio contrató a otros que no estaban en sus planes.

Osvaldo Ardiles dijo que su contrato fue acordado "muy rápido" tras conversar por teléfono con Fernando Marín, presidente de la empresa que explota el fútbol del club.