EMOLTV

Michael Schumacher ganó en su casa

El pentacampeón de Fórmula Uno logró hoy la victoria en el Gran Premio de Alemania, aumentando su ventaja al frente de la clasificación del campeonato del mundo.

28 de Julio de 2002 | 09:59 | AP
HOCKENHEIM, Alemania.- Michael Schumacher extendió el festejo de su quinto título mundial de Fórmula Uno, al alzarse el domingo en el Gran Premio de Alemania.

En otra demostración sin par de su supremacía, Schumacher ganó prácticamente de punta a punta en su Ferrari en el circuito de Hockenheim.

Casi 120.000 personas asistieron a la carrera a pesar del clima cálido y soleado, con la esperanza de celebrar una nueva victoria con el piloto alemán, quien no los decepcionó.

Fue la cuarta victoria de Schumacher esta temporada, la cuarta ocasión que iguala su propia marca de triunfos en el mismo año. Nigel Mansell hizo lo mismo en 1992.

Hace una semana Schumacher se aseguró su quinto título y de paso igualó el récord del argentino Juan Manuel Fangio al adjudicarse el Gran Premio Francés.

El colombiano Juan Pablo Montoya tomó ventaja de una escala no programada en los pits del hermano menor de Michael, Ralph, para colocarse en segundo lugar.

Montoya terminó a 10,5 segundos del alemán en su BMW-Williams, con lo que reafirmó su segundo lugar en la clasificación de la temporada.

Ralf Schumacher, quien salió a pits cuando faltaban cuatro vueltas, quedó tercero, con 14,4 de desventaja al volante de su BMW-Williams.

Rubens Barrichello, de Ferrari, quedó cuarto, a 23,1 segundos.

David Coulthard quedo quinto, seguido de Nick Heidfeld, ambos a una vuelta de distancia.

Michael Schumacher amplió su marca de victorias a 62 y se convirtió en el primer piloto en superar los mil puntos, con 1.007 unidades.

"Es increíble lo que hemos logrado esta temporada", dijo.

Schumacher ganó también en Hockenheim en 1995, su último año con el equipo Benetton, y esta fue su primera victoria aquí con un Ferrari.

La victoria de hoy fue en un circuito rediseñado y reducido a 4,574 kilómetros, al tiempo de ampliarse el número de vueltas a 67 en lugar de 45.

Excepto por las vueltas en que realizó sus dos escalas en los pits, Schumacher siempre mantuvo la ventaja.

Solamente nueve de los 21 automóviles participantes terminaron la carrera.

"Pueden imaginarse cómo he soñado sobre este resultado. Hemos tenido mucho éxito en los últimos tres años, pero esta carrera en particular, en Alemania, en Hockenheim, no se supone que la iba a ganar yo", dijo el piloto.

Schumacher había dominado la ronda de calificación del fin de semana, con los mejores tiempos incluso en prácticas.

Su hermano Ralf, quien tuvo el segundo lugar de largada, estuvo detrás suyo durante una tercera parte de la carrera, pero dejó de presentar un reto para el final.

"Fue un día muy decepcionante para mí, todo lo que pudo salir mal lo hizo. Hice una parada (en los pits) hacia el final como medida de precaución, porque tenía problemas en el motor", indicó.