EMOLTV

Ronaldo acusa a Cúper de haber querido destruirlo

"Por culpa suya arriesgué mi carrera. Me lesioné cuatro o cinco veces porque él hacía caso omiso de las indicaciones de los médicos. Y sabía que se equivocaba, por eso digo que hubo mala fe", continúa el mejor goleador del Mundial-2002.

26 de Septiembre de 2002 | 08:38 | AFP
ROMA.- El brasileño Ronaldo, recientemente transferido al Real Madrid, acusa a su ex entrenador en el Inter, el argentino Héctor Cúper, de haber querido "destruirlo", en una entrevista publicada este jueves en el diario Gazzetta dello Sport.

"Abandoné al Inter a causa de Cúper. Se lo dije en la cara. Le dije que no creía en su trabajo y que actuaba de mala fe contra mí", afirma Ronaldinho.

"Por culpa suya arriesgué mi carrera. Me lesioné cuatro o cinco veces porque él hacía caso omiso de las indicaciones de los médicos. Y sabía que se equivocaba, por eso digo que hubo mala fe", continúa el mejor goleador del Mundial-2002.

Al presidente del Inter, Massimo Moratti, "le expliqué muy bien mis razones. Me respondió que había pensado otra cosa, que era solamente una maniobra de mi agente para conseguir más dinero. De hecho, yo sólo quería que se librara de Cúper. Entonces Moratti me dijo que ’intentara aguantar un poco más, los entrenadores cambian’, pero yo ya no lo soportaba", detalla Ronaldo.

"Ya no podía soportar esa actitud de jefe" agrega. "Con Cúper lo único que hay que hacer es obedecer, y, además, nunca se ríe ni habla con nadie".

Después de describir a Moratti como alguien "fabuloso y maravilloso", Ronaldo se dijo decepcionado del presidente del club de Milán.

"Siempre tuve una relación maravillosa con él, pero esta vez me decepcionó, porque después de cinco años durante los cuales recibí mucho pero también entregué mucho al Inter, ya no creía en mí y prefirió a un señor que nunca ganó nada y que me hizo partir", recuerda.

Ronaldo asegura: "60 por ciento del equipo, tal vez más, detesta a Cúper".

El brasileño elogia en cambio a dos jugadores. A su ex compañero en Inter Christian Vieri, quien lo entendió muy bien y que le gustaría que se uniera a él en Real Madrid, y el francés Zinédine Zidane, ex de Juventus y desde hace un año en Real Madrid, el único que lo visitó cuando fue operado de la rodilla en París.