EMOLTV

Dura tarea tiene Pellegrini para enfrentar a Boca

Este fin de semana es el derby del fútbol argentino y al técnico chileno lo espera un fuerte trabajo para levantar al equipo que cayó el fin de semana 5-0 ante Banfield.

21 de Octubre de 2002 | 17:56 | DPA
BUENOS AIRES.- Mientras Independiente logró ampliar su ventaja como líder del torneo Apertura argentino, su más inmediato perseguidor, River Plate, vive la pesadilla de una goleada previa al "clásico" del próximo domingo con Boca Juniors.

A falta de buen juego, el máximo candidato a consagrarse campeón tuvo una cuota de suerte para vencer en casa a Estudiantes de La Plata por 1-0, con un gol en propia puerta convertido por el centrocampista visitante Rodolfo Aquino en el minuto 73.

"Se ganó un partido que nos permite encarar bien el camino hacia el título. En un momento pensé que este encuentro podíamos perderlo", se sinceró el técnico de Independiente, Américo Gallego, después de un partido tan disputado como parejo.

Los "rojos" de Avellaneda, que en los últimos partidos se habían acostumbrado a golear a sus rivales, tuvieron muchas dificultades para doblegar a Estudiantes, un equipo aguerrido que asfixió con los marcajes personales y estuvo a punto de igualar el marcador en los minutos finales.

Pero la sorpresa de la decimotercera jornada del certamen de la primera división la dio Banfield, que derrotó en su estadio a River por 5-0 y logró la máxima goleada en la historia de sus enfrentamientos con el equipo "millonario".

Además, la victoria de Banfield no fue más abultada debido a que en el minuto 66 el partido fue suspendido por unos incidentes entre los hinchas de River y la policía en los que un simpatizante perdió un ojo al recibir un balazo de goma.

La catastrófica caída no sólo dejó al conjunto dirigido por el chileno Manuel Pellegrini a cinco puntos de Independiente cuando faltan seis jornadas por disputar sino que complicó la preparación para el esperado derby con Boca.

Para colmo, los dirigidos por el uruguayo Oscar Tabárez vencieron en casa a Chacarita Juniors por 2-1, se mantienen a ocho unidades del líder y llegarán más que motivados al "súper clásico" de la decimocuarta jornada, que se jugará en el estadio de River.

Durante la semana, Pellegrini tendrá que dedicarse más que nunca a revitalizar el aspecto psicológico de la plantilla, además de trabajar sobre los gruesos errores defensivos que mostró el equipo ante el modesto Banfield, que el domingo tuvo una tarde inspirada.

Mientras los jugadores y el cuerpo técnico de River optaron por el silencio, desde su acérrimo rival se dedicaron a "calentar" el clima previo al derby y el centrocampista Raúl Cascini advirtió que "Boca va a pelear hasta el final y va a ganar el clásico".