EMOLTV

Comienza a disputarse Copa del Mundo de esquí alpino

En el glaciar de Soelden, Austria, con la dipusta de un gigante femenino, se dará la partida al evento más importante del deporte blanco después de los Juegos Olímpicos de Invierno. Ausente estará Hermann Maier, quien postergó su regreso para más adelante.

25 de Octubre de 2002 | 10:25 | EFE
MADRID.- La Copa del Mundo de esquí alpino arranca este sábado en el glaciar austríaco de Soelden (Tirol), con la disputa de un gigante femenino y en espera del retorno a las pistas del austríaco Hermann Maier, gran dominador del esquí mundial hasta que hace poco más de un año sufriese un gravísimo accidente de moto.

"Herminator", triple ganador de la Copa y doble campeón olímpico y mundial, estuvo a punto de ver cómo su carrera deportiva llegaba a un trágico final al sufrir un accidente en Radstadt (Austria), el 24 de agosto de 2001, tras el cuál los médicos llegaron a barajar la posibilidad de amputarle la pierna izquierda.

Tras chocar con su motocicleta contra un automóvil que se le cruzó en la carretera nacional 99 del Katschberg, en el estado de Salzburgo, Maier sufrió fractura abierta de tibia y peroné y su pierna quedó prácticamente colgada de un hilo. Por fortuna, superado el riesgo de infección de las primeras horas, el austríaco conservó su extremidad.

Su recuperación ha sido notable y si su mote se debe a la espectacularidad y contundencia con la que logró sus triunfos (41 en Copa del Mundo), ha sido durante el proceso de convalecencia -en el que se negaba a tomar tranquilizantes, por lo que, durante los primeros meses, los dolores le impedían dormir- cuando el bruto salzburgués ha sido más "Herminator" que nunca.

Maier no estará, sin embargo, en el portillón de salida de Soelden. Recayó durante la pretemporada, en Chile, y el 1 de octubre anunció que no participaría en la inauguración, debido a las fuertes molestias que todavía siente cuando esquía sobre nieve dura. El 7 de diciembre cumplirá 30 años y el mundo del esquí espera celebrar con él su vuelta a las pistas, ya cuestionado en algunos sectores. Cada vez parece más claro que sólo retornará si puede volver a ganar.

Eberharter, su heredero natural

A falta de Maier, bueno será su compatriota Stephan Eberharter, el que fuera su lugarteniente en el "Wunderteam". El tren de la fortuna, si pasa, suele pasar sólo una vez, y el tirolés, un gran esquiador, supo subirse a tiempo. Con el número uno ausente, ganó la Copa del Mundo, las Copas de descenso y supergigante; y tres medallas, una de cada metal, en la cita olímpica de Salt Lake City.

Eberharter, de 33 años, parte como principal favorito para ganar de nuevo la Bola de Cristal y ha anunciado que buscará la victoria en Soelden, donde arranca por sexta vez la Copa del Mundo y donde ha sido tres veces segundo: en 1998 y 2000 (por detrás -cómo no- de Maier) y el año pasado, cuando ganó el francés Frederic Covilli.

El austríaco encontrará a sus principales enemigos dentro de su propio cuartel, con los suizos Michael Von Gruenigen y Didier Cuche, el explosivo Bode Miller (EE.UU.) y el propio Covilli -que defenderá el título de la disciplina- al quite.

Renate Goetschl, la versión femenina de "Herminator", será la otra gran ausente en Soelden, ya que su retorno deberá esperar, al menos, hasta las pruebas norteamericanas. La austríaca se accidentó en marzo en Lenzerheide (Suiza): rompió ligamentos y menisco de la rodilla izquierda, y, de paso, también se fracturó el peroné.

Michaela Dorfmeister, última ganadora de la Copa, saldrá de nuevo entre las favoritas a tomar el primer liderato de la competición. El año pasado ya ganó en Soelden, en una prueba en que la francesa Regine Cavagnoud -campeona mundial y ganadora de la Copa de supergigante en 2001- fue tercera, días antes de sufrir el aparatoso accidente, en Pitztal, que le costó la vida.

María José Rienda, quinta ese día, será la principal baza española esta temporada, que tendrá mundiales, en febrero y en St.Moritz (Suiza). Junto a la granadina, también disputarán la Copa del Mundo la andaluza Carolina Ruiz y la aragonesa Ana Galindo.

La suiza Sonja Nef, la croata Janica Kostelic -la reina de Salt Lake City, con tres oros y una plata olímpicas- y la sueca Anja Paerson optarán al triunfo en Soelden y lucharán contra Dorfmeister y las austríacas por la preciada Bola de Cristal.