EMOLTV

González pierde ante argentino Nalbandián

El argentino David Nalbandián, sexto favorito, se impuso al chileno Fernando González, séptimo preclasificado, por 6-4, 6-3 y 6-2 en la final del torneo Basilea.

27 de Octubre de 2002 | 12:31 | Agencias
BASILEA.- El argentino David Nalbandián, de 20 años, conquistó hoy la final sudamericana del torneo ATP de Basilea, con un millón de dólares en premios, al vencer al chileno Fernando González por 6-4, 6-3 y 6-2 y se convirtió además en el nuevo tenista número uno de Latinoamérica.

Nalbandián, que tras su avance a la final de Wimbledon había sufrido seis derrotas seguidas en primera rueda, avanzó ahora al decimotercer lugar en la "Carrera de Campeones" y al mismo puesto en el "Sistema de Entrada" de la ATP, en un avance fulminante esta temporada.

"El tenis sudamericano está en un gran momento", afirmó Nalbandián, quien destacó especialmente los nombres de los chilenos González y Nicolás Massú y a "los tenistas argentinos", entre los que mencionó a Guillermo Cañas, a quien justamente desplazó ahora como número uno de su país.

La impensada final sudamericana, máxime en un torneo bajo techo de los más importantes en el circuito ATP, confirmó el nuevo mapa del tenis mundial, pues los tenistas de esa región antes sólo prevalecían en superficies lentas.

Sólo un año atrás, ambos jugadores se enfrentaron en la final de un torneo challenger, en Montevideo (Copa Ericsson), con victoria del argentino, quien ahora está 3-0 en su duelo personal con el chileno.

González, de 22 años, 17° en la "Carrera de Campeones" y 20° en el "Sistema de Entrada", ganador este año en Viña del Mar y Palermo y considerado como dueño de uno de los golpes de derecha más poderosos del circuito, dijo que está viviendo "un año fantástico y una semana fantástica, pero hoy -agregó- choqué con un David muy sólido".

Entrevistado por el ex tenista suizo Heinz Gunthardt dentro del campo, minutos después de la final, Nalbandián, quien ganó 133.000 dólares, respondió con pocas palabras y una amplia sonrisa cuando le preguntaron cómo hacía para lucir tan fuerte dentro del court: "Sólo tengo 20 años", respondió.

El argentino había asombrado cuando este año, procedente de la clasificación, llegó hasta la final de Wimbledon, donde fue superado por el autraliano Lleyton Hewitt, tras lo cual, sin embargo, declinó su producción y sufrió seis derrotas seguidas en primera rueda.

En ese lapso, sin embargo, estuvo a un paso de llevar a Argentina a la final de la Copa Davis, aunque finalmente su equipo cayó en durísima batalla ante Rusia, en Moscú.

La final sudamericana se disputó hoy en la carpeta bajo techo del St. Jakobsstadion, de Basilea, colmado por aficionados, pese a que el crédito local, Roger Federer, octavo del mundo, había sido eliminado el sábado en semifinales por el mismo Nalbandián.

El argentino impuso en un ajustado primer set su tenis más preciso contra la mayor potencia del chileno, quien se derrumbó tras esa caída y jamás pudo neutralizar al argentino en los dos sets siguientes.

La final duró una hora y 37 minutos, una sorpresa para los especialistas, que aguardaban una batalla más dura en la final, por la campaña de González, que en semifinales había arrasado con el español Juan Carlos Ferrero.