EMOLTV

Las Williams parten como favoritas en el Masters

Las hermanas Serena y Venus se perfilan como candidatas casi excluyentes al título en el torneo que pondrá fin a la temporada tenística de la WTA y que se inicia este miércoles en Los Angeles.

05 de Noviembre de 2002 | 16:49 | EFE
LOS ANGELES.- La cita con las 16 mejores tenistas del año para disputar el Masters femenino tendrá a partir de este miércoles como escenario inesperado el Staples Center de Los Angeles, donde estará en juego el título y un premio de 765.000 dólares para la campeona.

Pero lo que no será novedad es la participación de las hermanas Serena y Venus Williams, convertidas en el gran centro de atención y las auténticas favoritas al título después de la exhibición que han proporcionado durante todo el año.

El dominio que imponen las hermanas Williams en el tenis mundial se ha prolongado al interés de todo lo que está relacionado con sus personas, tanto en el aspecto deportivo como personal.

Nadie cuestiona que el título del Masters femenino, último torneo del año dentro del circuito profesional de la WTA, se quedará en poder de una de las hermanas Williams cuando finalice la competición que dará comienzo a partir de este miércoles.

Si al dominio de las hermanas Williams se unen las ausencias de la francesa Amelie Mauresmo y de la suiza Martina Hingis, la ex número uno del mundo, el torneo pierde está cada vez más decantado hacia las hermanas americanas.

Mauresmo, que derrotó a Jennifer Capriati (3) en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, se lesionó la rodilla mientras se entrenaba en octubre para el torneo de Zurich y no se ha recuperado.

Hingis, que ha tenido la peor temporada desde que llegó al profesionalismo, decidió a mediados de octubre retirarse de la competición hasta que se recupere por completo de la lesión de tobillo.

La ex número uno del mundo no jugó seis torneos, incluido Roland Garros y Wimbledon, y cuando regresó a mediados del pasado mes de agosto, lo hizo demasiado pronto y nunca pudo rendir a su mejor nivel.

Las amenazas son compatriotas

Sólo la presencia de otras tres jugadoras estadounidenses Capriati (3), Monica Seles (6) y Lindsay Davenport (11), estas dos se enfrentarán entre si en la primera ronda, podrán intentar cambiar los pronósticos que favorecen por completo a las hermanas Williams.

Serena, que sale como cabeza de serie número uno, no jugará hasta el jueves y lo hará contra la israelí Ana Smashnova (16), mientras que Venus debutará mañana contra la suiza Patty Schnyder (13).

Otros partidos para la jornada inaugural del torneo, que reparte tres millones de dólares, serán los que disputen la belga Justine Henin (4) contra la rusa Elena Dementieva, mientras que la también belga Kim Clijsters (5) tendrá como rival a la estadounidense Chanda Rubin.

El partido de mayor interés para los aficionados, al margen de ver en acción a Venus, de 22 años, será el duelo que protagonizaran las estadounidenses Seles y Davenport, quien tendrá el apoyo de sus seguidores y vecinos de la localidad cercana de Laguna Beach, donde reside.

Davenport además tendrá la oportunidad de demostrar que está completamente recuperada de la lesión de rodilla que la apartó de la competición la mayoría de la temporada y aunque llegó a las finales de Moscú y Zurich el pasado mes y jugó también las semifinales en Filderstadt (Alemania) no ha podido ganar un título este año.

"Pienso que todavía estoy un poco lejos de donde me gustaría o considero que podría estar como profesional de no haber sufrido la lesión, pero lo importante es sentirme bien físicamente y animada mentalmente", declaró Davenport.

Seles, que también ha tenido problemas con las lesiones, no ha jugado desde el pasado Abierto de Estados Unidos y su condición es toda una incógnita.

Capriati, que es la única que este año ha ganado un torneo de Grand Slam -el de Australia- que no haya quedado en poder de las hermanas Williams, no llega en su mejor momento de forma y se enfrentará el jueves contra la italiana Silvia Farina.

Venus tampoco ha jugado desde el pasado 3 de octubre cuando perdió la final del torneo de Moscú frente a la búlgara Magdalena Maleeva, pero dijo que el descanso le había sentado muy bien de cara a estar en plenitud para el Masters femenino.

"Mi gran objetivo es jugar un buen tenis y tener la opción de llegar a la final para disputar el título", declaró la mayor de las hermanas Williams. "Serena sale como favorita porque es la número uno y además está plenamente motivada, pero para llegar a la final antes tenemos que ganar a otras rivales".

Sin embargo, Serena, de 21 años, será más el centro de atención por su debut en su nueva carrera de actriz de televisión y cine, algo que tal vez puede generar una distracción en el apartado deportivo, que le cueste terminar el año como la número uno.

De lo que no hay ninguna duda es que al margen de lo que suceda en el Masters femenino, que en principio se iba a jugar en Munich (Alemania), es que una de las hermanas Williams será sin discusión la número uno del mundo, lugar hasta hace poco ocupado por Hingis y Davenport.

"Me siento más segura, madura y relajada que nunca y creo que puedo jugar cada vez mejor", comentó Serena. "No hay ninguna distracción en mi carrera deportiva, estoy capacitada para hacer otras cosas, pero el tenis es mi mayor prioridad en estos momentos".

De la participación española y latinoamericana, está vez sólo tendrán representantes en la competición de dobles con Virginia Ruano Pascual, Paola Suárez y Arantxa Sánchez Vicario.

Ruano Pascual y Suárez salen como favoritas para conseguir el título de dobles mientras que Sánchez Vicario formará pareja con la eslovaca Daniela Hantuchova.