EMOLTV

Bryant sigue sin salvar a los Lakers

Pese a una espectacular actuación del escolta Kobe Bryant, que incluso hizo caso omiso a las instrucciones de Phil Jackson, el conjunto angelino sumó su segunda derrota consecutiva, la cuarta de la temporada, ante los Celtics de Boston.

08 de Noviembre de 2002 | 09:21 | EFE
HOUSTON.- La historia se volvió a repetir, el escolta Kobe Bryant volvió a ser el protagonista de la jornada de liga de la NBA al conseguir 41 puntos, pero su equipo de Los Angeles Lakers cayeron derrotados por 98-95 ante los Celtics de Boston en el duelo de dinastías.

Mientras que el alero Kevin Garnett elevó su condición de estrella de los Timberwolves de Minnesota al empatar su mejor marca individual con 24 rebotes en la victoria de 114-110 que lograron frente a los Bucks de Milwaukee.

Un duelo entre los Celtics y los Lakers, aunque sea en el FleetCenter de Boston, trae siempre a la memoria los viejos tiempos cuando Larry Bird y "Magic" Johnson hicieron historia con su juego que hizo posible que la NBA, en parte, haya alcanzado la actual proyección gracias a su aportación.

Los gritos de "Beat L.A., Beat L.A. ...", acompañados con la nueva moda de los palos de plásticos llenos de aire que fueron el símbolo de los Serafines de Anaheim en la pasada Serie Mundial, crearon el ambiente de la eterna rivalidad entre los dos equipos.

Los jugadores Paul Pierce por los Celtics y Bryant por los Lakers se iban a preocupar de ser los encargados de mantener el duelo de las nuevas estrellas.

El ganador sin discusión fue Pierce que con 1:54 para que finalizase la prórroga anotó un triple que lo dejó con 28 puntos y le dio a los Celtics la ventaja parcial de 96-93 que iba a ser definitiva con los dos tiros de personal que consiguió Tony Delk con 9,3 segundos para que terminara la prórroga.

Bryant se llevó el mérito de terminar como máximo encestador del partido al conseguir 41 puntos, pero el precio que tuvo que pagar su equipo fue el de la derrota y el mismo quedó también en evidencia por la inconsistencia de su juego después de haber fallado 30 tiros de campo de los 47 que realizó.

El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, no pudo disimular su frustración al finalizar el partido y admitió que nunca jamás había visto a un jugador -tuvo a Michael Jordan 13 temporadas- que hiciese 47 tiros de campo en un sólo partido.

Jackson reconoció que Bryant fue el que mantuvo al equipo en el partido, pero todo debía tener un límite y sus ordenes fueron de que había que jugar como conjunto.

Bryant se negó a hacerlo y a participar en el ataque de "triángulo", mientras que tampoco pudo evitar la inconsistencia que arrastra desde el comienzo de temporada sin que esté a su lado el pívot Shaquille O’Neal y el alero Rick Fox.

El escolta estrella de los Lakers encestó 4 de 15 tiros de campo en el primer cuarto, logró 18 en el tercero, pero en la recta final del partido falló 10 tiros consecutivos y se fue a los vestuarios con 0-8 triples.

Todo lo contrario sucedió con los Celtics, que tuvieron a Pierce y Delk como los jugadores decisivos, pero todo el equipo hizo un esfuerzo de conjunto en los momentos decisivos que les permitió primero empatar el marcador en el tiempo reglamentario con canasta de Antoine Walker y luego quedarse con la victoria.

Pierce anotó 28 puntos, con 5 de 8 triples, y Delk consiguió 26 tantos después de encestar 6 de 10 triples; Walker aportó 13 puntos, Eric Williams 16 y el pívot Tony Battie logró 8 tantos y 11 rebotes para los Celtics (3-2), que tuvieron la tercera victoria consecutiva después de comenzar la temporada con 0-2.

Los 41 puntos y nueve rebotes que aportó Bryant, junto con los 11 de Devean George, no fueron suficientes para evitar la segunda derrota consecutiva de los Lakers, que bajaron su marca a 2-4 y lo que fue más grave, volvió a quedar cuestionada la autoridad y figura de Jackson.

Garnett sí conduce a los Timberwolves al triunfo

En el Target Center de Minneapolis, Garnett dio una exhibición de buen juego y espectáculo para dejar a los Timberwolves con la victoria ante los Bucks y una marca ganadora de 4-2.

Garnett anotó 28 puntos y capturó 24 rebotes, para empatar su mejor marca individual, que había establecido el 14 de diciembre del 2001 contra los Kings de Sacramento y por novena vez como profesional logró 20 o más puntos y rebotes en un mismo partido.

El alero estrella de los Timberwolves también ha conseguido 10 o más puntos y rebotes en los seis partidos que su equipo lleva disputados en la nueva temporada.

La otra gran noticia para los Timberwolves fue la vuelta del alero Wally Szczerbiak, que jugó por primera vez con el equipo desde que se lesionó el pasado 8 de octubre en un partido de exhibición, precisamente contra los Bucks.

Szczerbiak jugó 35 minutos para anotar 19 puntos con 6 canastas de 13 tiros de campo, incluidos 3 triples en 7 intentos y estuvo perfecto con 4 de 4 desde la línea de personal, mientras que Troy Hudson aportó 15 puntos para los Timberwolves, que ganaron por séptima vez consecutiva a los Bucks (2-3).

El base Sam Cassell fue la estrella de los Bucks con 32 puntos, incluidos 22 en la primera parte, y Ray Allen, que aportó 27, con 18 conseguidos en el tercer cuarto.

El equipo visitante de los Pistons de Detroit no sólo consiguió la victoria por 89-63 frente a los Nuggets de Denver sino que también tuvo la gentileza de brindarle a Doug Moe el homenaje que el equipo local le ofreció a su ex entrenador, el mejor de todos los tiempos.

Moe en los 10 años que estuvo con los Nuggets (1980-1990) logró una marca de 432-357 y dos títulos de la División del Medio Oeste.

Los Nuggets con Moe en el banquillo y sus tres miembros del Salón de la Fama, Alex English, David Thompson y Dan Issel fueron uno de los mejores ataques de la NBA.

Desde que se fue Moe, los Nuggets han tenido a 10 entrenadores en 12 temporadas y sólo dos veces han llegado a la fase final.

El base Chancey Billups, ex jugador de los Nuggets, anotó 21 puntos para encabezar el ataque de los Pistons (5-1), que lograron el tercer triunfo consecutivo y son líderes en la División Central.

James Posey anotó 21 puntos y el alero novato brasileño Nene Hilario jugó 24 minutos para aportar 10 tantos (4 de 11 tiros de campo y 2 de 4 desde la línea de personal), capturó cinco rebotes, tuvo dos robos de balón y dio una asistencia para los Nuggets.