EMOLTV

Europa, en armas por amistosos de Brasil y Argentina

Hasta que la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) ponga en marcha su calendario unificado, los clubes se conforman con soluciones de emergencia. Así, por ejemplo, Barcelona e Inter de Milán se harán cargo del regreso de sus jugadores para que estén de vuelta lo antes posible.

08 de Noviembre de 2002 | 12:20 | DPA
MADRID.- Los amistosos que Argentina y Brasil disputarán el día 20 de noviembre en Asia están levantando una fuerte polvareda en Europa, donde los clubes manifiestan su profundo disgusto por tener que ceder a sus estrellas justo antes de compromisos vitales en sus ligas.

Los casos más evidentes son los de Real Madrid y Barcelona, que se enfrentan en el gran clásico del fútbol español el fin de semana inmediatamente posterior, e Inter y Roma, que se miden en la misma fecha. El día 20, Argentina visita a Japón y Brasil a Corea del Sur.

El Real Madrid cederá al argentino Solari y a los brasileños Ronaldo, Roberto Carlos y Flavio Conceicao; el Barcelona a los argentinos Bonano, Saviola y Riquelme; el Inter a los argentinos Zanetti, Almeyda y Crespo; y la Roma al argentino Walter Samuel.

"Es una burla a los socios, no sólo del Barcelona, sino del fútbol español", atacó el presidente del Barcelona, Joan Gaspart. "Tenemos las manos atadas", corroboró el vicepresidente del Inter, Giacinto Fachetti.

Real Madrid mantuvo oficialmente silencio, aunque algunas voces sí se alzaron. "Yo protestaría porque es tremendo que los internacionales se incorporen a un día de un partido tan importante como el del Barcelona", reclamó el lateral blanco Míchel Salgado.

Hasta que la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) ponga en marcha su manido calendario unificado, los clubes se conforman con soluciones de emergencia. Así, por ejemplo, Barcelona e Inter de Milán se harán cargo del regreso de sus jugadores para que estén de vuelta lo antes posible.

Más a largo plazo, el G-14 planea otras medidas. En su reunión de esta semana, el grupo de los clubes más poderosos de Europa acordó comenzar un estudio para pedir compensaciones por ceder a sus jugadores. Sin embargo, esta idea ya mencionada en otras ocasiones, choca frontalmente con las normas y principios de la FIFA.

Por ello, a los clubes europeos sólo les queda el recurso de la amarga queja. "No hay derecho, no es correcto, no es serio, no es deportivo, no es justo, no es aceptable", enumeró indignado Gaspart.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo