EMOLTV

Udinese acaba con el invicto del Inter

El equipo de David Pizarro, que jugó todo el partido, provocó la primera caída del líder del fútbol italiano, al vencerle a domicilio por 2-1.

09 de Noviembre de 2002 | 16:26 | EFE
MILAN.- El Udinese, con David Pizarro los 90 minutos, logró una de las sorpresas de la liga italiana al acabar hoy con la condición de invicto del líder, el Inter de Milán, al batirle a domicilio (1-2), en partido adelantado de la novena jornada de la Seria A.

Una sorpresa poco esperada en las vísperas, pues el Inter viajaba como líder, con 22 puntos sobre los 24 posibles, mientras que el Udinese llegaba duodécimo, con sólo 8 puntos y con cuatro tantos como bagaje goleador.

El Udinese, que ya el pasado miércoles en el mismo "Giuseppe Meazza" puso en aprietos al Milán, que le ganó merced a un autogol del argentino Roberto Sensini (m.87), no sólo hizo lo propio con el líder Inter, sino que además se llevó los tres puntos.

Ello pese a que el partido se puso muy pronto de cara del Inter de Milán, que se adelantó en el marcador con un tanto de Christian Vieri. Todo hacía indicar, pues, una fácil victoria interista que le permitiera pensar y guardar fuerzas para el importante encuentro europeo del martes, en terreno del Ajax de Amsterdam, donde se juega su continuidad en la Liga de Campeones.

Pero no fue así. El Udinese logró el empate por medio del danés Martin Jorgensen (m.25) y, a partir de ahí, se le complicaron mucho las cosas al equipo dirigido por el técnico argentino Héctor Cúper.

Tanto que el Udinese, a los diez minutos del segundo tiempo, logró su segundo gol por medio del siempre peligroso Roberto Muzzi. El 1-2 asentó mucho más al conjunto friuliano, mientras que trajo las prisas y, con ello, cierta locura al juego del Inter.

El equipo interista, con un uruguayo Alvaro Recoba lejos de sus anteriores prestaciones, como era lógico se volcó con todo en busca de la igualada. Pero sus ataques era demasiado previsibles para la excelente contención del Udinese.

De poco sirvió que Cúper sacará al terreno de juego a los argentinos Matías Almeyda y Hernán Crespo (m.70), dejados a descanso ante el choque europeo, pues el Udinese controló con tranquilidad e, incluso, en dos buenos contragolpes pudo haber "machacado" el resultado más a su favor.

Es cierto que también pudo llegar el empate, con acciones más de corazón que creadas por buen juego, pero la defensa del Udinese se mantuvo firme y su portero Morgan De Sanctis atinado, dando lo tres puntos en liza a los visitantes friulianos.

Ahora, la derrota del Inter puede permitir a su eterno rival Milán igualarle en la cabeza de la clasificación, si mañana ganase en terreno del Juventus Turín. Pero, sobre todo, se pueden acortar las distancias entre los más firmes candidatos al título, justo en una jornada que parecía poder ampliar la ventaja interista.