EMOLTV

Jornada de triunfos históricos en el rugby

Inglaterra batió al campeón del mundo, Australia, por 32-31; Escocia terminó con una sequía de 33 años sin vencer a Sudáfrica (21-6); y Argentina venció fuera de casa por primera vez en su historia a Italia (36-6).

16 de Noviembre de 2002 | 16:31 | EFE
MADRID.- El rugby británico y el argentino vivieron esta tarde una jornada histórica: Inglaterra derrotó a Australia, campeona del mundo, en Londres (32-31), y Escocia a Suráfrica (21-6), en Edimburgo, mientras que Argentina, por primera vez, venció a Italia en Roma (6-36).

Los tres encuentros, disputados dentro de las tradicionales giras que los equipos del hemisferio sur realizan por Europa en el otoño, pasarán a los anales por distintos motivos.

Argentina dio una paliza a Italia en su estadio romano de Flaminio. Además, los seis tantos de los transalpinos fueron conseguidos por el medio apertura Diego Domínguez, de origen argentino, en sendos golpes de castigo logrados al principio del encuentro, minutos 6 y 8.

Pero ahí terminó el dominio de los locales y comenzó el festival de los americanos, que dominaron todas las fases del juego y obtuvieron cinco ensayos por ninguno de los locales.

Orengo, Corleto, Martín, Albanese y Durand, que ensayaron, más las cuatro transformaciones de Contempomi y un golpe de castigo de este último fueron los más destacados de "los pumas" argentinos.

Tras este encuentro, Argentina ha ganado cinco partidos a Italia, que ha vencido tres veces a los suramericanos, siempre en Italia, y han empatado en una ocasión.

En Edimburgo, Escocia logró su primera victoria sobre Suráfrica desde 1969 y la más amplia de la historia: nada menos que 15 puntos de diferencia para los británicos, que tras años de ser comparsas en el rugby mundial parecen haber puesto fin a su crisis de juego y resultados.

En Londres, el "Quince de la Rosa" sumó su décimo sexta victoria consecutiva en Twickenham y la tercera en los tres últimos partidos frente a los campeones del mundo, además de remontar al final ante los 73.000 espectadores que llenaron esta tarde la "catedral" londinense del rugby.

Wilkinson, medio apertura de los ingleses, no desperdició ninguno de los tiros a palos que tuvo y transformó seis golpes de castigo y los dos ensayos de Ben Cohen.

Los resultados de los partidos de Londres y Edimburgo ahondan las crisis de los equipos visitantes, Australia y Suráfrica, en sus gira europeas, ya que ambas han sumado hoy sus segunda derrota consecutivas.

Los africanos cayeron en Marsella la semana pasada ante Francia y los australianos lo hicieron ante Irlanda en Dublín.

Hoy, en Cardiff, País de Gales se impuso a Canadá (32-21) con 22 puntos de Stephen Jones, por parte de los locales, y 18 de Jared Barker, para los americanos.

En este encuentro, el galés Scott Quinnell, uno de los jugadores más carismáticos de País de Gales en los últimos años, jugó su partido número 52 con el que se despidió del "Quince del Dragón".