EMOLTV

O´Neal regresa este viernes ante los Bulls

Pese a que este jueves le realizarán una última revisión médica para darle el pase, el jugador señaló que "no soy ningún salvador, pero confío que con mi presencia el equipo levante la moral y podamos volver a jugar nuestro mejor baloncesto".

20 de Noviembre de 2002 | 16:43 | EFE
LOS ANGELES.- El pívot estrella de Los Angeles Lakers, Shaquille O’Neal, está listo para jugar su primer partido de la temporada en la NBA el próximo viernes, si los servicios médicos del club le dan la aprobación final.

Esa es la intención y los planes de O’Neal, que ya fue dado de alta por el médico que le operó el pie derecho el pasado 11 de septiembre, pero quiere hacerle un último examen mañana, jueves, antes de darle el sí definitivo para que juegue el viernes contra los Bulls de Chicago en el Staples Center.

El periódico "Los Angeles Times" informó en su edición de hoy que el doctor Robert Mohr, responsable de la operación, espera a que regrese O’Neal de San Antonio, donde juegan esta noche los Lakers contra los Spurs, para hacerle el último examen.

O’Neal dijo ayer en Dallas que no jugaría sin que antes lo viese Mohr, quien espera asistir al partido del viernes contra los Bulls.

El agente de O’Neal, Perry Rogers, también dijo a "Los Angeles Times" que Mohr había dado ya la autorización a O’Neal para que jugase el viernes, pero quería ver cómo le habían quedado algunas rectificaciones que le han hecho a la protección ortopédica que tendrá que llevar puesta el jugador estrella de los Lakers.

"El doctor Mohr se siente muy satisfecho con la recuperación de O’Neal", comentó Rogers al periódico, a pesar de lo dolores que todavía tiene en la planta baja del pie derecho durante todo el proceso de rehabilitación.

De acuerdo a O’Neal el dolor le ha ido disminuyendo en los últimos días como le había anticipado el doctor Mohr, que le tendrá listo la protección ortopédica para el viernes.

Los Lakers sin O’Neal se han convertido en un equipo perdedor con marca de 3-8 y han batido todas las marcas negativas en la historia de los Lakers.

La última humillación la vivieron la anoche en Dallas, donde perdieron por 98-72 frente a los Mavericks, que se mantienen invictos después de 11 partidos de la nueva temporada.

"No soy ningún salvador, pero confío que con mi presencia el equipo levante la moral y podamos volver a jugar nuestro mejor baloncesto", comentó O’Neal.

El entrenador de los Mavericks, Don Nelson, dijo que una victoria ante los Lakers siempre es importante, pero tampoco tenían que darle mucha importancia ante la ausencia de O’Neal.

"Todos sabemos lo que significa la presencia de O’Neal dentro del equipo tanto con su aporte como por el factor de apoyo moral que sienten el resto de los jugadores", valoró Nelson. "Hicimos nuestro trabajo y los Lakers intentaron hacer el suyo con los jugadores que estaban en el campo".