EMOLTV

Real Sociedad imparable en la liga española

El líder invicto del fútbol hispano derrotó por 2-1 al Barcelona y sigue con tres puntos de ventaja sobre el Mallorca, la otra gran revelación del campeonato.

01 de Diciembre de 2002 | 18:42 | EFE
MADRID.- El yugoslavo Darko Kovacevic, uno de los más certeros depredadores del área en la Liga española, marcó hoy los dos goles que doblegaron al Barcelona (2-1) y permiten a la Real Sociedad consolidarse como líder al cumplirse la duodécima jornada.

El Real Madrid aplazó su partido con el Sevilla hasta el 2 de enero, debido al compromiso del próximo martes en Yokohama (Japón) frente al Olimpia paraguayo con la Copa Intercontinental en juego.

El éxito donostiarra no puede oscurecer la extraordinaria marcha del Mallorca, que no conoce la derrota en las últimas nueve jornadas y continúa segundo, a tres puntos del líder. Hoy arrancó un valioso empate en Riazor y sólo claudicó ante el remate letal del holandés Makaay, autor de los dos tantos del Deportivo (2-2) y máximo artillero del campeonato con diez dianas.

No fue suficiente para el Barcelona que el holandés Kluivert se adelantara a los 34 minutos en un ajustado tiro al poste que rebotó en la espalda del portero Westerveld.

Casi inmediata fue la respuesta de la Real Sociedad, que suma ya siete jornadas consecutivas al frente de la clasificación. Antes del descanso afloró la vena goleadora de Kovacevic con un colocado remate de cabeza y el propio balcánico sentenció en el 53' merced a una espléndida vaselina ante la salida del meta argentino Bonano.

El Barca echó por la borda sus escasas opciones al quedarse con nueve hombres por expulsión del brasileño Motta y el holandés Overmars.

Los números de la Real son concluyentes: es el único equipo invicto, el más goleador con 23 dianas y Kovacevic se sitúa como segundo máximo realizador, a un tanto de Makaay (Deportivo).

En contraste con su inmaculada trayectoria en Europa, el Barcelona flojea en la competición doméstica. Hoy sumó su tercera jornada consecutiva sin ganar, se halla a unos preocupantes diez puntos de la cabeza, y está pendiente de si se clausura su campo por los incidentes ocurridos en el partido de la semana pasada frente al Real Madrid.

El duelo entre el Deportivo y el Mallorca cobró máxima intensidad ya al cuarto de hora cuando Makaay adelantó a los gallegos. No se amilanaron los baleares, pese a la expulsión del argentino Ibagaza, y remontaron con tantos del enrachado argentino "Rifle" Pandiani, precisamente cedido por el Depor, y el camerunés Eto’o, de penal.

Un contragolpe del Deportivo lo culminó Makaay para establecer a los 71 minutos el empate definitivo, instantes antes de que Riazor temblara por los aplausos a Juan Carlos Valerón, que reaparecía después de nueve semanas lesionado.

El Valencia conserva la tercera plaza, a cuatro puntos de la Real, aunque no pasó del empate sin goles en su visita al Alavés. Lo peor fue la lesión en la rodilla izquierda del meta internacional del equipo che, Santiago Cañizares.

El Celta vuelve a meterse en los puestos de Liga de Campeones después de superar holgadamente a domicilio al Valladolid (0-2), con goles brasileños a cargo de Catanha y Edu.

Un formidable tanto de tiro libre con el personal sello del brasileño Assuncao ha aupado al Betis a la quinta posición gracias a su victoria sobre el Athletic, que había desperdiciado con anterioridad un penal al lanzar fuera Larrazabal y que ve frustrada su racha de cuatro partidos sin perder.

Osasuna frenó el sábado la buena marcha del Atlético, que sucumbió en El Sadar víctima de un impresionante derechazo del argentino Gerardo Rivero. Con este triunfo el equipo que entrena el mexicano Javier Aguirre abandona los puestos de descenso.

Todo lo contrario le pasa al Recreativo, otra vez "farolillo rojo" al perder en Villarreal con gol de Víctor Fernández (1-0).

Munitis relanzó hoy al Racing con un gol que bastó para superar al Málaga (1-0), mientras que el Espanyol pasa de colista a estar fuera del pozo gracias su victoria sobre el penúltimo Rayo Vallecano (3-1). Dos goles del capitán Tamudo y la puntilla del yugoslavo Milosevic dejaron sin opciones al equipo madrileño, con un solo punto en su haber en los seis últimos partidos.