EMOLTV

UC-U da para hablar y llorar

El cometido del juez Patricio Polic sigue siendo el centro de la polémica tras el empate sin goles de anoche entre las universidades por la primera semifinal del Clausura.

12 de Diciembre de 2002 | 13:25 | Agencias y El Mercurio Internet
SANTIAGO.- El arbitraje de Patricio Polic en el clásico universitario de anoche, por la primera semifinal del Clausura, todavía da para hablar. Algunos se sorprendieron por las críticas hacia el cometido del juez y otros, decididamente, lo atacaron y se sintieron perjudicados, por decir lo menos.

El veterano volante de la "U", Luis Musrri, ratificó que su "patadón" a Milovan Mirosevic no le quitó el sueño porque "yo fui a la pelota sin ninguna mala intención. No sé qué le habrá pasado a Milovan, que lamentablemente salió lesionado... Y lo que opine Juvenal no me sorprende, porque desde sus tiempos de jugador era un llorón que siempre reclamaba después de los partidos".

Respecto al partido que terminó igualado sin goles, el técnico Víctor Castañeda señaló que "siempre fuimos nosotros los que tuvimos más ambición por ganar, pero nos encontramos con un rival muy bien parado atrás". Añadió que pese a que en la revancha a la "U" le basta un empate sin goles para pasar a la final (una igualdad por cualquier otro marcador clasifica a la UC por el gol de visita), el entrenador azul aseguró que no saldrán a especular entre otras cosas porque quiere ganar su primer clásico del año.

En la otra vereda, Milovan Mirosevic no quiso pensar mal de Musrri y apostó a que todo fue un foul propio "del fútbol", aunque un tanto agresivo.

"Quiero creer que no hubo mala intención, porque no me cabe en la cabeza que un compañero de profesion entre a la cancha a lesionar a un rival. Prefiero pensar que esto es parte del fútbol, porque a fin de cuenta no soy el primer jugador ni seré el último que sale lesionado", indicó el volante.

El técnico Juvenal Olmos, por su parte, disparó fuerte contra Polic y afirmó que por lo menos un par de jugadores azules debieron ser expulsados antes del pitazo final del primer tiempo.

"Hay un viejo adagio en el fútbol que habla de 'entrar a ablandar a los jugadores', y eso es lo que ocurrió en este partido. Lamentablemente en las últimas fechas los árbitros han pedido disculpas públicamente a la UC porque no dirigieron bien, y eso sigue y sigue pasando. Por lo menos dos jugadores de la U debieron ser expulsados...", dijo Olmos.

El entrenador añadió que sólo bastaba con ver el tobillo de Mirosevic ("porque una jugada casual no da para eso") para darse cuenta de los golpes que propinaron los jugadores rivales. "Y los lesionados me obligaran a esperar hasta último momento para definir la formación para la revancha".
Recomendados Emol