EMOLTV

Sub 20: Chile pagó en dólares sus errores

Los fallos defensivos y el certero finiquito de los paraguayos transformó en derrota el debut de la selección chilena en el Sudamericano Sub 20. Pese a abrir la cuenta, la "Roja" terminó perdiendo por 4-2.

06 de Enero de 2003 | 22:17 | Arturo León Díaz, El Mercurio Internet
COLONIA/SANTIAGO.- Las fallas defensivas y el acierto en el finiquito de Dante López fueron fundamentales en el triunfo por 4-2 de Paraguay sobre Chile en el debut de ambas selecciones en el grupo B del Sudamericano Sub 20.

López, atacante de Sol de América, marcó a los 62 y 64 minutos para desnivelar un partido que por entonces estaba 2-2 y con pronóstico incierto. Porque Chile había hecho muchas cosas bien, especialmente de mitad de cancha hacia arriba, pero los errores vinieron en retaguardia y donde menos se esperaba, en la portería que defendió Miguel Pinto.

Si de algo de jactaba la dupla técnica chilena, era de tener dos porteros de alto nivel. Y Pinto fue el titular nada más porque jugó muchos partidos en su club, Universidad de Chile. Pero destiñó justo en la hora que la "Roja" arriesgaba, cuando Pinilla había ingresado en lugar de Estrada para darle mayor potencia a la ofensiva.

Hasta ese momento, Muñoz, Jiménez y Rubio le habían dado a la escuadra chilena una fisonomía que si bien no era para entusiasmarse en demasía, sí era para pensar en juego asociado, de toque y que bien podía terminar en goles.

Así llegó la apertura de la cuenta por intermedio de Rubio (16'), que aprovechó en el área guaraní una habilitación de Muñoz. Claro que antes que concluyera el primer tiempo, Blas López igualó la cuenta (38') con un zapatazo.

Al regreso, el primer balde de agua fría llegó por intermedio de Avalos (48'), pero Muñoz, con un perfecto tiro libre (50'), igualó el marcador. De ahí en más se pensó en el triunfo, en un partido que estaba abierto y que bien podía terminar en derrota. Pasó esto último, pero por errores propios más que por aciertos paraguayos.

Ahí apareció Dante López para aprovechar lo mal parada que estaba la defensa chilena en un contragolpe guaraní y eludir la salida de Pinto, y para sacar partido de una confusión entre el mismo Pinto y Acevedo en una pelota que cualquiera de los dos pudo despejar.

Chile reaccionó y el ingreso de Mark González le dio otra cara por el lado izquierdo, que se sumaba al despliegue casi incansable de Fierro por derecha -lejos el colocolino fue el mejor-. Pero a la hora de los "quiubos" faltó claridad, el toque fino de Muñoz y la voracidad de Pinilla y Rubio en el área.

Luego "llovieron" centros, pero Paraguay estuvo más cerca del quinto que Chile de acortar las cifras. El mismo López y Avalos lo tuvieron, mas Pinto se rehabilitó con sendas tapadas.

Cavalleri y Vaccia deben estar tranquilos si piensan en el arco argentino, próximo rival de la "Roja". Eso funciona, casi todos juegan a la pelota y no son egoístas. Pero la preocupación les debe entrar si analizan el rendimiento defensivo, pues los tres del fondo (Vera, Toro y Aceval) no se vieron nada de bien en los mano a mano y menos en la sincronización y acoplamiento que deben tener.

Y eso, ante Argentina o Colombia, puede ser fatal a la hora de buscar el resultado que los lleve a segunda ronda y, en definitiva, a los Emiratos Arabes Unidos.