EMOLTV

Rivaldo da al Milán título de invierno

El brasileño marcó el gol del triunfo para su equipo ante el Piacenza (2-1), lo que le dio al conjunto "rossonero" el liderazgo absoluto del fútbol italiano, tras el sorpresivo tropiezo de Inter ante el Perugia (1-4).

19 de Enero de 2003 | 14:55 | EFE
ROMA.- Un gol del brasileño Rivaldo proporcionó el triunfo del Milán sobre el Piacenza (2-1) y, junto a la sorprendente goleada encajada por el Inter en su visita al Perugia (4-1), el equipo milanés se aupó al liderato en solitario y consiguió el honorífico título de Campeón de Invierno.

La última jornada de la primera vuelta, a falta del choque Chievo Verona-Juventus (19.30 gmt), con ambos equipos igualados en la cuarta plaza, ha dejado claro el momento bien dispar de los equipos romanos: con la victoria del Lazio ante el Udinese (2-1), lo que le sitúa en la segunda plaza, y la derrota del Roma en Bérgamo (2-1).

Una de las interrogantes de la jornada era saber cuál era el equipo, de los dos milaneses, que se iba a hacer con el título de Campeón de Invierno. Todo hacía presagiar que iría al Milán, pero no que iba a conseguirlo de una forma tan amplia.

Lo fue pese a que el Milán sufrió de lo lindo para superar en el milanés "Giuseppe Meazza" al modesto Piacenza. Un partido con un equipo milanista ofensivo (Pirlo, Serginho, Rivaldo, Inzaghi, Shevchenko), pero que se estrelló una y otra vez contra la bien montada contención de su rival.

El Piacenza, además, asustaba al contragolpe y pudo adelantarse en el marcador de no ser por la buena intervención del meta brasileño milanista Dida, quien salvó a su equipo, sobre todo, con dos intervenciones (m.4 y 49).

Dida, en cambio, no pudo hacer nada en el minuto 52, cuando Gurenko ejecutó de forma espléndida un nuevo contragolpe. El fantasma de la sorpresa empezó a rondar. Pero, para su fortuna, el Milán igualó apenas un minuto y medio después, cuando el juez señaló a su favor una pena máxima, por supuesto derribo de Maresca sobre Filippo Inzaghi.

Un penal dudoso y protestado por los jugadores del Piacenza, que estimaron que su compañero despejó primero el balón y el milanista se tropezó luego.

El 1-1 dio más brillantez al Milán, que, sobre todo, empezó a encontrar a Rivaldo. Y el brasileño ex barcelonista, con uno de sus clásicos disparos rasos con la zurda desde el borde del área, elevó el 2-1 (m.69) al marcador.

A partir de ahí, con la lógica apertura de las filas visitantes, el equipo milanista jugó más a gusto y bien pudo haber aumentado su ventaja, pero al final, todo se quedó en el 2-1, que deja Campeón de Invierno al Milán.

El otro candidato a dicho título honorífico, el también milanés Inter, en cambio, fracasó de principio a fin. Un Inter del técnico argentino Héctor Raúl Cúper que espera mañana a su compatriota Gabriel Omar Batistuta, procedente del Roma, y que salió goleado de Perugia (4-1).

Al Inter, que recuperaba a Christian Vieri, pero no contaba con los lesionados Hernán Crespo y Alvaro Recoba, le salió todo mal: dos primeros goles encajados polémicos y expulsión de Luigi Di Biagio (m.71).

El Inter puedo protestar de los dos primeros tantos locales: el primero, por una pena máxima pitada por una discutida mano de su defensa colombiano Iván Ramiro Córdoba (m.10), que materializó el brasileño Zé María; y, el segundo, en un remate mitad con la mano, mitad con la cabeza, por el local griego Zisis Vryzas (m.34).

El 2-0 hizo perder la cabeza y descompuso al Inter, mientras que subió el tono de juego del Perugia. A partir de ahí, este equipo destrozó a su excesivamente abierto rival al contragolpe, situando el 4-0 con tantos anotados por Fusani (m.55) y, de nuevo, por Vryzas (m.64).

Luego, ya con diez, el equipo milanés acortó con una pena máxima anotada por Vieri (m.79), maquillando una derrota que, seguro, hará mucho daño en el seno interista. El Perugia confirma su buen momento, pues llegaba de ganar a domicilio al Juventus Turín, en la ida de los cuartos de final de la Copa de Italia.

El Lazio sufrió para ganar en casa al Udinese (2-1), donde David Pizarro fue titular los noventa minutos, en un partido parejo. Pero lo hizo, con tantos del argentino Claudio López (m.27) y de Stefano Fiore (m.46+) -ambos sustituidos al final-, e iguala al Inter en la segunda plaza. El gol del momentáneo empate visitante lo anotó Muzzi (m.40).

En cambio, el que sigue cuesta abajo es el Roma del técnico Fabio Capello, que cayó ante un Atalanta (2-1) ubicado en zona de descenso.

Un partido que conducía bien el Roma, que se adelantó con un gol de Francesco Totti (m.9), pero que se rompió a favor local cuando el árbitro expulsó al brasileño romanista Emerson (m.21, la primera tarjeta en el 11) y, después, al propio Capello por protesta (m.31).

Con superioridad numérica, el Atalanta empezó a dominar e igualó cerca del descanso, con Doni (m.40).

Luego, Capello apostó por la muralla, al quitar a Montella (m.46, sacó a Tomic) y Totti (m.74, metió al defensa argentino Cufré), y su equipo pagó la mayor ambición de un equipo local que se llevó el triunfo casi al final, con disparo de Tramezzani (m.87).

El Roma está ahora a 16 puntos del líder Milán, pero sobre todo, a expensas de lo que acontezca en el Chievo Verona-Juventus Turín, a nueve de la zona Liga de Campeones. El Atalanta, por su parte, sale de la zona descenso.

Una zona descenso donde sus partidos estrellas, Módena-Brescia y Torino-Como, acabaron con empate sin goles.