EMOLTV

Se acabó el sueño australiano para Hewitt

El líder del circuito de la ATP fue derrotado en los octavos de final del Abierto de Australia por el marroquí Younes El Aynaoui, por 6-7(4), 7-6(4), 7-6(5) y 6-4. Esta derrota termina con el deseo del jugador australiano de ser el primer tenista de su país en ganar el Grand Slam local, desde 1976.

20 de Enero de 2003 | 08:22 | AFP
MELBOURNE.- El marroquí Younes El Aynaoui (N.18) acabó con el sueño de Lleyton Hewitt (N.1) de ser el primer local en ganar el Abierto de Australia desde 1976 al derrotarle en octavos de final, por 6-7(4), 7-6(4), 7-6(5) y 6-4, este lunes en Melbourne.

El año pasado, Hewitt había sido eliminado en la primera ronda debido a que estaba debilitado por la varicela. Pero esta vez, toda Australia contaba con su último representante en competición para suceder a Mark Edmondson, último vencedor local hace 27 años.

El partido, de una duración de 3 horas y 30 minutos, fue una guerra de saques. Hewitt totalizó durante mucho tiempo un 100% de los puntos con su primera bola, mientras que El Aynaoui alinéo 33 aces, por lo que el primero que rompiera el servicio a su rival se llevaría el partido y este fue el marroquí aunque hubo que esperar hasta... el cuarto set.

Ese único break del partido, cuando se llevaban 3 horas y 16 minutos de juego, sirvió para que el marroquí se colocara con una ventaja de 4-3. Hasta ese momento sólo había habido 5 bolas de break: 2 para Hewitt y 3 para El Aynaoui.

Gracias a los 33 aces, una asociación caritativa de Marruecos, dirigida por el propio Rey Mohamed VI, recibió 3.300 dólares, ya que el tenista donaba 100 dólares por cada uno de los servicios ganadores durante el encuentro.

De 31 años, el elegante marroquí (1,93 m y 83 kg) había superado milagrosamente la primera ronda. Iba perdiendo frente al estadounidense Justin Gimelstob (106 mundial), cuando éste abondonó por calambres.

Hewitt, ya derrotado en la Copa Hopman por el checo Jiri Nowak (N.7) y el estadounidense James Blake (N.23), había eliminado difícilmente al sueco Magnus Larsson en cinco sets en la primera ronda, pero después tuvo dos partidos fáciles.

"Tuve algunas oportunidades de romper el servicio de mi rival, pero él lanzaba las bolas siempre cerca de la línea y nunca pude encontrar el ritmo en mis devoluciones. Además tuvo una servicio gigantesco. Fue demasiado bueno", admitió Hewitt al término del partido.

Ganador de cinco títulos en su carrera, de ellos tres el pasado año, es la segunda vez en cuatro años que Younes El Aynaoui accede a los cuartos de final del Abierto de Australia, siendo su mejor resultado en un torneo del Grand Slam junto a su llegada a cuartos de final del US Open el año pasado, donde fue derrotado por Hewitt.

"Saqué muy bien. Lo más difícil para mí es mantener un nivel alto de juego durante cuatro o cinco sets y hoy lo hice. Lleyton me ayudó un poco. Creo que no realizó su mejor juego. Ví que tenía una oportunidad y la aproveché", afirmó El Aynaoui, cuyo servicio no fue roto en 23 juegos.

El marroquí en enfrentará en la próxima ronda al estadounidense Andy Roddick (N.9), vencedor del ruso Mikhail Youzhny (N.25), por 6-7(4), 3-6, 7-5, 6-3 y 6-2.

En el curso de este encuentro entre los dos jugadores más jóvenes (20 años ambos) todavía en liza, el ruso comenzó por imponer su juego más variado, aunque después, con síntomas de agotamiento, cedió ante la potencia de su rival.

El alemán Rainer Schuttler (N.30) se había beneficiado de la retirada del ruso Marat Safin (N.3), lesionado en la muñeca, al que debía enfrentarse en la tercera ronda, y más fresco físicamente, eliminó al estadounidense James Blake (N.23), por 6-3, 6-4, 1-6 y 6-3.

En el cuadro femenino, la griega Eleni Daniilidou (N.18) estaba jugando bien para plantar cara a la estadounidense Serena Williams (N.1). Pero cometió 8 doble faltas en el primer set, incluidas 4 en el mismo juego. Debido a ello sacó con menos fuerza en el segundo set.

Serena Williams, que acababa de cometer 21 faltas directas en la primera manga, acabó ganando con facilidad por 6-4, 6-1.

Por su parte, la belga Kim Clijsters, cuarta favorita, vengó la derrota de su novio Lleyton Hewiit ganando en octavos de final a la sudafricana Amanda Coetzer, 19 cabeza de serie, por 6-3 y 6-1, y se enfrentará en cuartos de final a la rusa Anastasia Myskina (N.8).