EMOLTV

Santos despertó a tiempo

Los brasileños caían por la cuenta mínima ante el 12 de Octubre paraguayo, pero con goles de Elano, Oliveira y Nené, obtuvieron su segunda victoria que los deja liderando el grupo 3 de Copa Libertadores.

21 de Febrero de 2003 | 09:26 | EFE
SANTOS.- El 12 de Octubre paraguayo jamás olvidará el 20 de febrero de 2003 que padeció en Brasil, con la derrota por 3-1 que le infligió el Santos en la Copa Libertadores.

Fredy Bareiro puso en ventaja a los paraguayos a los tres minutos y durante muchos más los de Alicio Solalinde parecieron tener en sus botas la fórmula mágica para contener a los pupilos de Emerson Leao, que de "santos" no tienen nada.

El empate alcanzado por Elano (m.18) pareció ser el mejor premio a la osadía del 12 de Octubre en el estadio Vila Belmiro, donde Pelé corrió con su exhuberante fútbol, pero un penal ejecutado con maestría por Ricardo Oliveira (m.62) abrió el camino para la recuperación del campeón brasileño, que apuntaló Nené (m.70) con un lanzamiento libre de aquellos que obligan a sacarse el sombrero.

El Santos, que en su debut goleó a domicilio por 5-1 al América colombiano, se encumbró solitario en el Grupo 3, que completan los bolivianos del The Strongest, cuya visita al 12 de Octubre les costó una derrota por 2-3.

Los brasileños no ofrecieron esta vez el espectáculo pirotécnico que regalaron en el estadio Pascual Guerrero de Cali ante los aplausos de los hinchas americanos, pero demostraron en su cancha que con poca inspiración y algunas jugadas con balón estático les alcanza para dar la espalda a la adversidad.

El partido de hoy, como moraleja para los paraguayos, dejó la convicción de que no hay rivales invencibles, pero tampoco se puede renunciar al ataque para forjar una victoria.

Cuando apenas se acomodaban los equipos en la cancha, un lanzamiento profundo de 37 metros cayó al alcance de las botas de Bareiro, quien con una corta pero fulminante carrera ganó la espalda de sus dos custodios, y en el mano a mano al portero Fábio Costa antes de estremecer la red con un remate seco.

Nadie lo creía en el santuario de Pelé. Apenas el mismo Bareiro, que para la celebración extrajo de su calzón un antifaz con el que cubrió sus ojos durante algunos segundos.

El golpe sufrido por el Santos pareció propinado por el diablo.

El entrenador Emerson Leao, que antes del partido había pronosticado una goleada de sus pupilos, los empujó a gritos hasta la portería de Derlis Gómez, quien se estrenó para los fotógrafos en un vuelo acrobático que conjuró un remate de Ricardo Oliveira.

Pero la historia comenzó a cambiar cuando Diego ajustó el paso en la mitad de la cancha, Robinho encontró el balón en el frente de ataque y Ricardo Oliveira se afianzó en lo que mejor sabe: merodear el área.

Un golpe de tacón en el área del adolescente Diego (tiene 17 años) dejó limpio el balón a Robinho para centrar medido a la cabeza de Elano. Gómez voló, atenuó con sus dedos la trayectoria del impacto pero el esférico, igual, cruzó la línea y el partido quedó como en el comienzo.

De cabeza también el espigado centrocampista Elano volvió a intentar a los 32 minutos pero para suerte del conjunto asunceño Gómez, como un caucho, se irguió para desviar el remate.

Un disparo desviado cuando tenía toda la portería en su mira fue el "broche de lata" que Leó impuso a una brillante jugada individual de Robinho desde la mitad de la cancha en la que dejó por el césped a varios adversarios.

La noche del Santos pareció transformarse en la de Gómez, pues con vistosas intervenciones ahogó el grito de gol de los campeones brasileños del año pasado.

Pero una disputa cerrada al borde del área del equipo paraguayo entre González y Elano convenció al árbitro boliviano Ortubé a decretar penal, que Ricardo Oliveira transformó en gol a los 62 minutos.

El ariete completó su décimo gol en los ocho partidos que lleva desde que se enroló con el Santos y se tornó desde entonces en el principal motivo de zozobra para la defensa del entrenador Alicio Solalinde.

La desventaja de los forasteros echó por tierra el libreto ultraconservador del técnico, con una línea posterior de cuatro hombres y otra medular de cinco. Y solitario en el frente Bareiro, que está a punto de fichar por el Villarreal español.

Nené, que había ingresado en el intervalo en el lugar del opaco Michel, amplió la diferencia y devolvió el alma al Santos al clavar el balón en un tiro franco con fino toque de pie izquierdo en la escuadra ídem de Gómez.

Ficha del Partido

Santos: Fábio Costa; Michel (Nené, m.46), André Luiz, Alex, Léo; Paulo Almeida, Renato, Elano, Diego; Robinho y Ricardo Oliveira. Director técnico: Emerson Leao.

12 de Octubre: Derlis Gómez; Jorge Valdez, Gustavo Cañete, Ignacio Rolón, Alfredo Amarilla; Enzo Gorniak, Richard Gómez, Raúl Arvinigaldez, Derlis González (Tomás González, m.76), Walter Avalos; Fredy Barreiro. Director técnico: Alicio Solalinde.

Goles: 0-1, m.3: Bareiro. 1-1, m.18: Elano. 2-1, m.62: Ricardo Oliveira, de penalti. 3-1, m.70: Nené.

Arbitro: El boliviano René Ortubé amonestó a González, Arvinigaldez, Amarilla, Gorniak; Elano, André Luis

Incidencias: Partido del Grupo 3 de la Copa Libertadores disputado ante 25.000 personas en el estadio Vila Belmiro, de Santos.