EMOLTV

¿Quién le pone el cascabel al gato en la Vuelta de Francia?

El estadounidense Lance Armstrong intentará ganar por quinta vez consecutiva la Vuelta de Francia, pero el resto de los 198 ciclistas intentará, en los más de 3.400 kilómetros, de impedirlo.

04 de Julio de 2003 | 14:44 | AP
PARÍS.- El afán de Lance Armstrong de ganar por quinta vez consecutiva la Vuelta de Francia y el intento de todos los demás ciclistas por impedirlo comenzará el sábado con un breve prólogo.

Aunque sólo será un abrir y cerrar de ojos ante los más de 3.400 kilómetros que aguardan a los 198 ciclistas en las tres semanas siguientes, la contrarreloj de 6,5 kilómetros en París ofrece a Armstrong la oportunidad de demostrar si sigue siendo el gigante dominador.

En todo caso la pregunta que se hacen todos sus rivales es ¿quién le pone el cascabel al gato?

La contrarreloj del prólogo comenzará al pie de la Torre Eiffel en un trayecto que pasará por avenidas arboladas y calles empedradas para terminar en el Campo de Marte, un parque a la sombra de la torre. Se anticipa que miles de aficionados se alinearán a lo largo de la ruta.

El ganador conquistará el derecho a lucir la casaca amarilla del puntero.

Como el prólogo no es nada en comparación con las prolongadas etapas por las campiñas francesas y las siete agotadoras etapas de montaña, no es decisivo para el resultado. Pero ofrece un buen indicio sobre el estado de los corredores.

"El prólogo es una importante prueba sicológica", comentó el entrenador de Amstrong, Christ Carmichael. "Una sólida actuación... indica la preparación del corredor para aspirar a la victoria".

"El objetivo de Armstrong es empezar la carrera de este año tal como la terminó el año pasado, con el color amarillo", escribió en una columna para The Associated Press.

Armstrong ganó el prólogo del año pasado, que se corrió en Luxemburgo, con dos segundos de ventaja sobre el francés Laurent Jalabert, hoy comentarista de ciclismo.

Pese a que ya tiene 31 años, el texano sobreviviente de un cáncer, empieza como claro favorito en esta carrera del centenario de la prueba más importante en el ciclismo mundial.

Pero en una carrera de 23 días, exigente e imprevisible como el Tour, incluso Armstrong admite que casi cualquiera puede llegar a subirse al podio el 27 de julio en la capital francesa.

"Lance es el más fuerte", dijo Fred Rodríguez, un estadounidense que corre para el equipo italiano Caldirola. "Pero no se puede dar nada por sentado hasta que se concreta".

"No hay que olvidar que la Vuelta de Francia dura tres semanas y que hay adversarios. No es un paseo a París", advirtió Jogi Muller, un vocero del equipo US Postal, de Armstrong. "Sólo basta un pequeño choque, un problemita estomacal, o un mal día, y todo está perdido".

Los aspirantes que buscan detronarlo

Hay muchos aspirantes a destronar al rey. Algunos de los principales rivales de Armstrong son el ganador del Giro de Italia, Gilberto Simoni; el estadounidense y ex compañero de Armstrong, Tyler Hamilton; y el español Joseba Beloki, que llegó segundo el año pasado y tercero en 2000 y 2001.

"Todos los corredores pueden ser vencidos", dijo Beloki el viernes. "Armstrong ha ganado cuatro Vueltas seguidas y empieza como gran favorito. Pero su reinado terminará algún día".

Armstrong dijo el jueves que considera a Beloki como uno de sus cinco principales adversarios. "Es un corredor completo, puede trepar, hacer la contrarreloj y está muy motivado para esta competencia", afirmó. "Es uno de los favoritos".

También regresa a la competencia, después de más de un año con lesiones y una prohibición por estimulantes, el alemán Jan Ullrich, ganador en 1997 y dos veces escolta de Armstrong en el 2000 y el 2001.

Ullrich, que esta semana fue padre por primera vez, indicó el viernes que esta vez no espera ganar. "Tengo dos o tres años para ganar otra Vuelta, de modo que todavía hay tiempo", comentó el corredor de 29 años. "Lo que importa hoy es estar de vuelta".