EMOLTV

NBA: LA Lakers van otra vez por el "sueño"

Después de fracasar el curso pasado en su intento de lograr el cuarto título consecutivo en la NBA, los Lakers no se sentaron tranquilos a descansar con la esperanza de que todo iría mejor esta temporada: incorporaron a los veteranos Karlo Malone y Gary Payton.

27 de Octubre de 2003 | 09:26 | DPA
LOS ANGELES.- Pese a los graves problemas que rodean a su gran estrella Kobe Bryant, los Lakers de Los Angeles buscarán a partir de mañana recuperar el trono perdido en la liga norteamericana de baloncesto (NBA), donde el otro gran punto de atracción estará en el debut en la competición del joven Lebron James.

Los San Antonio Spurs defienden el título y su pívot Tim Duncan el puesto de Jugador Más Valioso, que ya ganó dos veces, pero el grueso de la atención de los medios y los aficionados estará centrado esta temporada en el circo de Los Angeles Lakers.

Después de fracasar el curso pasado en su intento de lograr el cuarto título consecutivo en la NBA, los Lakers no se sentaron tranquilos a descansar con la esperanza de que todo iría mejor esta temporada.

En el verano incorporaron a los veteranos Karl Malone y Gary Payton, que afrontan probablemente su última oportunidad de ganar un anillo de campeón. Junto a Shaquille O’Neal y Kobe Bryant, los Lakers podrían formar un cinco inicial que reúna a cuatro de los mejores jugadores de sus respectivas generaciones.

"Estoy muy contento, porque por primera vez en mi carrera finalmente tengo el dream team que siempre quise, el dream team que siempre busqué. Un escolta astuto y un pívot potente, legendario. Eso es todo lo que siempre quise", aseguró O’Neal.

"Si mantenemos la pelota en movimiento, vamos a ser un equipo legendario difícil de detener. Tenemos cuatro futuros miembros del Salón de la Fama", agregó.

Las incorporaciones generaron muchísimo interés, pero aunque el nivel de talento es impresionante surgieron preguntas sobre cómo funcionará en los hechos este conglomerado de superestrellas.

Además, su máximo exponente, Bryant, se encuetra inmerso en un escándalo sexual que puede influir decisivamente en su rendimiento y en el del equipo. El 18 de julio, en Eagle, en el estado de Colorado, Bryant fue acusado formalmente de violación, un delito que puede ser castigado con cadena perpetua. Aunque es probable que el juicio al jugador comience después de que concluya la temporada 2003-2004, la saga continúa con revelaciones casi a diario.

A la espera de los novatos

Mientras tanto, el resto de la NBA prepara la nueva temporada, con once cambios de técnicos y con tres novatos muy esperados (LeBron James, de Cleveland; Darko Milicic, de Detroit; y Carmelo Anthony, de Denver), que lideraron el último draft.

Como es habitual, la Conferencia Oeste es mucho más fuerte que la Este. Aparte de los Lakers y los Spurs, los Sacramento Kings y los Dallas Mavericks también tienen talento para ganar el campeonato. Además, los Houston Rockets serán uno de los equipos a vigilar, con el gigante chino Yao Ming en su segunda temporada en la NBA.

En la Conferencia Este, los New Jersey Nets son favoritos para acceder a su tercera final de la liga, después de lograr retener a su estrella Jason Kidd y de incorporar en pretemporada al veterano agente libre Alonzo Mourning.

Después, hay muchos aspirantes, entre los cuales destaca Detroit, con el veterano Larry Brown como nuevo entrenador. Con el gran reboteador y taponador defensivo Ben Wallace, los Pistons sólo permitieron la temporada pasada que les hicieran una media de 87,7 puntos por encuentro, el mejor registro de la liga.

El español Pau Gasol intentará en su tercera temporada en la mejor liga del mundo que los Memphis Grizzlies dejen de ser una franquicia perdedora y luchen por fin por los primeros puestos.

Pero seguramente la mayor esperanza de reverdecer viejos laureles está en Cleveland, donde los últimamente flojos Cavaliers eligieron como número uno en el draft al talentoso adolescente LeBron James. Los expertos aseguran que llegará a ser una verdadera estrella, y apuntan que es con diferencia el mejor jugador que no ha pasado por la universidad elegido en un draft desde Kobe Bryant.

En el Oeste, con Duncan y el escolta francés Tony Parker, los Spurs tienen a los mejores anotadores de cerca y lejos de la canasta en toda la liga. Además, tienen buenos jugadores jóvenes como el argentino Emanuel "Manu" Ginobili y el recién llegado Hedu Turkoglu, y un núcleo sólido de veteranos como Bruce Bowen y Malik Rose, de orientación defensiva.

Una de las preguntas curiosas de la temporada será si alguno de los 28 equipos podrá evitar que los Mavericks hagan canasta sin parar. Dallas se hizo con los servicios de dos de los mejores anotadores de la NBA en dos intercambios independientes.

El envío del escolta Nick Van Exel a Golden State por el pívot Antawn Jamison, que promedia 24 puntos por encuentro, no sólo refuerza al equipo texano en ataque, sino que da el control de la pelota al escolta canadiense Steve Nash.

Después se produjo el gran acuerdo con Boston por el que los Mavs adquirieron al pívot all-star Antoine Walker en un intercambio múltiple que envió a los Celtics a los suplentes Raef LaFrentz, Jiri Welsch, Chris Mills y una elección en primera ronda del draft de 2004.

Los jugadores clave de Dallas (el alemán Dirk Nowitzki, Nash, Michael Finley, Jamison y Walker) anotaron en conjunto 104,4 puntos por encuentro en 2002-2003.

En Sacramento, las esperanzas de los Kings de lograr el título que se les escapa hasta ahora recaen en su mayoría en la forma de Chris Webber. Este pívot estrella se lesionó en la rodilla izquierda en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste la temporada pasada, pero espera regresar a la competición en diciembre.