Massú habla de los sueños del tenis chileno

Un 2004 en el cual al fin se puedan cumplir los deseos de tener un nuevo "top ten" en el circuito de la ATP, llegar al más alto nivel en la Copa Davis y, quizás, ganar un torneo del Grand Slam, espera el mundo tenístico chileno.

13 de Enero de 2004 | 17:09 | Reuters
Nicolás Massú
Massú sueña con ganar un Grand Slam.
SANTIAGO.- Un 2004 en el cual al fin se puedan cumplir los obsesionados deseos de tener un nuevo "top ten" en el circuito de la ATP, llegar al más alto nivel en la Copa Davis y, quizás, ganar un torneo del Grand Slam, espera Chile, un país que se ha vuelto fanático del tenis.

Y los ojos para llegar al selecto grupo de los 10 mejores del mundo en individuales están, en el inicio de esta temporada, puestos en Nicolás Massú.

Massú, de 24 años, después de varios meses fuera de las canchas por inconvenientes físicos escaló más de 90 lugares y quedó a un paso de ubicarse entre los mejores diez del ránking, el llamado "top ten" de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

"Estoy a un paso de lograr lo que todo jugador que se inicia en el tenis (...) sueña (...) y el día que me levante ’top ten’ va a ser un sueño realizado", dijo el jugador oriundo del balneario costero de Viña del Mar, que en el ránking publicado el lunes por la ATP figura en el duodécimo puesto.

Deudas pendientes

Los chilenos también esperan que la buena racha de Massú se alargue hasta que haga alianza con uno de sus compatriotas y amigos, Fernando González (35° de la ATP), para alcanzar una meta frustrada por años: llegar al Grupo Mundial de la Copa Davis.

"Con este equipo tenemos que llegar al Grupo Mundial", aseguró Massú en referencia al torneo por equipos.

Pero el duro camino comenzará en febrero, cuando el equipo chileno se medirá como visitante ante Perú en el inicio del Grupo Uno de la Zona Americana, paso previo para disputar un boleto al Grupo Mundial.

Chile, que en su mayor logro en Copa Davis escaló hasta la final a mediados de la década del ’70, tiene una deuda impaga con el público local, que ha enfrentado en estos últimos años un frustrado derrotero para acceder al cuadro de los 16 mejores del mundo con varios repechajes perdidos.

La meta más lejana, ganar un torneo del Grand Slam, se mantiene aún en el imaginario colectivo ya que ni siquiera el ex número uno del mundo, Marcelo Ríos, pudo conseguirlo en su época de gloria.

Pese al vertiginoso ascenso de Massú en el circuito, que le valió el título de Mejor Deportista de 2003 en Chile, el tenista no se aventura a asegurar un triunfo en alguno de los principales torneos.

"No puedo decir voy a ganar este o este otro torneo. Sólo debo dedicarme a entrenar bien y los resultados vienen solos", comentó Massú, quien ha reconocido que ganar un torneo del Grand Slam es una de las metas más importantes de su vida.

Los cuatro torneos más importantes del mundo se disputan anualmente en Australia, Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

la fiebre del tenis

Los tres estelares tenistas de Chile han generado una verdadera fiebre por este deporte y ahora muchos niños lo practican desde corta edad en escuelas o clubes.

El respaldo público se elevó a niveles insospechados cuando Ríos desbancó al estadounidense Pete Sampras del primer puesto del ránking mundial en 1998, logro por el cual luego fue reconocido como el mejor deportista chileno del siglo XX.

En mayo del año pasado fue ratificado cuando Massú, González y Ríos levantaron la Copa Mundial por equipos en la ciudad alemana de Düsseldorf.

"Cerré un año increíble. (Pero) No siempre he estado con la suerte y con el ránking, también he tenido momentos difíciles y si no fuera por mi familia y, quizás, por el pueblo chileno que muchas veces me ha apoyado, no estaría donde estoy", agregó Massú.

Grandes deportistas ya retirados han aprovechado el "boom" para masificar aún más la práctica del tenis. Es el caso de Jaime Fillol, quien casi alcanzó la gloria cuando disputó la final de la Copa Davis ante Italia.

"En ese momento se abrieron las primeras puertas. Ahora hay que abrir un portón gigante (...) Hay muchas cosas buenas, pero todavía se pueden hacer más", dijo Fillol en declaraciones a Reuters.

"Esperamos aprovechar toda la difusión que nos dan los tenistas de primer nivel", agregó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores