Massú necesita una ayudita de González para llegar al Top-Ten

El viñamarino necesita alcanzar por lo menos la final en Buenos Aires, pero además es menester que Lleyton Hewitt y Tim Henman no caminen en Rotterdam. Y ahí entra a tallar "Mano de Piedra".

17 de Febrero de 2004 | 17:43 | El Mercurio Internet
González y Massú
A la distancia, Fernando González puede darle una mano a Nicolás Massú.
SANTIAGO.- El complicado sistema de puntuación de la Asociación de Tenistas Profesionales fue dadivoso con Nicolás Massú. El viñamarino no tiene que defender puntos para el ranking hasta el Masters Series de Miami, en marzo, lo que le daba la opción de ascender rápidamente en el escalafón planetario.

Sin embargo, el pobre inicio de Massú, con un récord de 2-3 y cayendo tempranamente en sus primeros torneos, lo marginó de la disputa por ingresar al mentado grupo de los mejores diez tenistas del mundo. El "top-ten". Un logro que estuvo cercano en Viña del Mar, pero Fernando González (25°) lo machacó a pelotazos en cuartos de final.

Esta semana, Massú (actual 14°) puede meter presión desde el Abierto de Buenos Aires, y más aún con la precoz despedida de Paradorn Srichaphan (10°) a manos de Nikolay Davydenko, en Rotterdam. El tailandés se quedó con 1.655 puntos y Massú espera, con 1.582.

Lo bueno es que si el viñamarino alcanza la final en Buenos Aires (Argentina, arcilla, 380 mil dólares), cosecha 120 unidades. Se le quitan los 40 puntos de su 18° mejor torneo (Casablanca) y le quedan 80 para sumar 1.662 y superar por 7 a Srichaphan, adueñándose del décimo lugar.

Lo malo es que no es el único competidor. Esta semana tercian en el asunto otros dos aspirantes al "top-ten", como son Tim Henman (11°, con 1.650) y Lleyton Hewitt (13° con 1.625). Y ahí es donde aparece de nuevo Fernando González.

Porque en Rotterdam (Holanda, cemento 842 mil euros), el "Bombardero de La Reina" debuta este miércoles con el australiano. Si lo despacha, ya habrá uno menos en la batalla por un lugar entre los diez mejores.

El siguiente escollo sería Tim Henman (que ya venció en primera ronda a Tommy Robredo), pero el británico sólo se puede encontrar en semifinales con "Mano de Piedra". Si el chico de Oxford accede a esa instancia, obligaría a que Massú ganara Buenos Aires para ser top-ten. Pero un nuevo triunfo de González mantendría esa opción vigente. Si Henman llega a ser finalista, se acaban los sueños por esta semana.

De más está decir que lo que González puede cosechar a espaldas de Massú no es malo. Ganando el torneo se mete 18° y llegando a la final, igual se alza entre los veinte mejores. Y si más encima ayuda a su amigo Massú, mejor aún.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores