Baggio y su retiro con la selección: "El mejor recuerdo de mi carrera"

En el amistoso que empataron Italia y España, las muestras de idolatría fueron numerosas: "Maradona + Pelé = Baggio"; "El mundo te quiso, Europa te admiró e Italia no te olvida", rezaban los lienzos en Génova.

28 de Abril de 2004 | 22:05 |
ROMA, Italia.- El partido de esta tarde será el recuerdo más bello de mi carrera", afirmó el legendario mediocampista Roberto Baggio, quien agradeció la posibilidad de volver a vestir la casaca "azzurra" en el amistoso ante España que se disputó este miércoles en Genova y que finalizó igualado 1-1.

"En la carrera de un profesional hay goles y victorias, pero nada fue más emocionante en la mía que la demostración de afecto que me tributaron esta tarde", agregó el "Divino", de 37 años y quien volvió a jugar para la selección italiana después de cinco años de ausencia.

Emocionado y ovacionado tanto cuando se mencionó su nombre antes de comenzar el partido como cuando se retiró del campo de juego a los 86', Baggio reiteró que "difícilmente revise la decisión de retirarme al final de la actual temporada, por lo que el de hoy seguramente haya sido mi último partido, salvo los que me quedan por jugar en el campeonato con Brescia".

"No es fácil un momento como este en la vida de un jugador. Sólo tanto amor lo hizo más sencillo. El afecto que me demostró hoy la gente es algo que llevaré siempre en mi corazón", explicó el "Codino" tras el partido, en el que España se puso en ventaja en el segundo tiempo con un gol de Fernando "Niño" Torres y que igualó Christian Vieri apenas dos minutos después.

Esta tarde, Baggio mostró destellos de su magia y hasta malogró un gol hecho de cabeza en el primer tiempo. En los 86’ minutos que estuvo en la cancha tocó 32 pelotas, casi todas con destino acertado.

"Roberto tuvo momentos de fútbol delicioso. Es una lástima que el gol no haya llegado de un tiro libre ejecutado por él. Lo merecía, como también esta posibilidad de recibir el amor de la gente", dijo por su parte el técnico de la selección italiana, Giovanni Trapattoni.

El de este miércoles fue el primer partido de Baggio bajo la conducción de Trapattoni, quien no lo tuvo en cuenta para el Mundial de Corea-Japón 2002, pese al clamor de los aficionados y quien en la víspera había anticipado la posibilidad de hacer cambiar de opinión al mediocampista de retirarse al final de la temporada.

Con el de esta tarde, Baggio sumó 56 partidos internacionales con la selección italiana, para la que convirtió 27 goles, el primero de los cuáles el 22 de abril de 1989 contra Uruguay, en un amistoso que terminó igualado 1-1 y que se jugó en el estadio de Verona. Su debut había sido el 19 de octubre de 1988 ante Noruega (2-1).

Tras haber jugado los Mundiales de Italia 90, Estados Unidos 94 (famoso el penal que erró en la final y que le dio el cuádruple título a Brasil) y Francia 98, Baggio jugó su último partido, que terminó 1-1, el 31 de marzo de 1999 en Ancona ante Bielorrusia.

El estadio Ferraris de Génova, colmado por unos 40 mil espectadores, le rindió hoy un homenaje merecido a uno de los mejores jugadores de la historia en Italia y también a uno de los más amados por los aficionados.

Algunos de ellos todavía hoy le recriminan a Trapattoni la decisión de marginarlo del último Mundial: "Trap, gracias por la idea. Pero hizo falta en Corea-Japón", mientras que otros aconsejaron: "Con Baggio en la selección, la Eurocopa es posible".

Otras banderas, en cambio, llegaron a niveles impensados de idolatría, como una que rezaba: "Maradona + Pelé = Baggio" u otra que decía: "El mundo te quiso, Europa te admiró e Italia no te olvida".
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores