EMOLTV

Fútbol: Servette de Valdivia y Beausejour reconoce crisis económica

El club suizo está acosado por las deudas y presentó sus cuentas ante la justicia.

11 de Enero de 2005 | 15:37 | EFE
GINEBRA.- El club de fútbol Servette de Ginebra (Suiza), aquejado desde hace meses por las deudas, anunció hoy la suspensión de pagos y la presentación de sus cuentas ante la justicia helvética.

El abogado del Servette, Dominique Warluzel, anunció esa medida justificada por la imposibilidad del club deportivo de hacer frente a los graves problemas financieros que atraviesa.

El Servette, en cuya plantilla figura el ex jugador del Real Madrid Christian Karembeu y los chilenos Jorge Valdivia y Jean Beausejour, está dirigido por el empresario francés Marc Roger, cuya gestión fue criticada últimamente por varios medios de comunicación suizos así como por algunas autoridades del cantón de Ginebra.

Roger, que se hizo cargo del club a principios del año pasado, se comprometió a sacarlo de la crisis financiera que ya atravesaba entonces y anunció que contaba con varios inversores dispuestos a desembolsar unos 5,5 millones de euros para asegurar el pago de las deudas y los gastos corrientes del club.

Sin embargo, desde entonces los problemas financieros continuaron y en diciembre varios acreedores denunciaron la falta de pago de las facturas por parte de la dirección del Servette.

Roger anunció primero que contaba con inversores brasileños, ingleses, suizos, franceses, españoles y hasta de países árabes interesados en el club, pero hasta el momento no ha logrado superar las deudas.

Uno de los integrantes del gobierno del cantón de Ginebra, Laurent Moutinet, calificó a Roger -en declaraciones a una radio local- como un personaje demasiado ambicioso por "tener los ojos más grandes que el estómago".

Roger reconoció a mediados de diciembre que ni los jugadores ni los demás empleados del club habían percibido sus sueldos desde hacía tres meses y que algunos habían tenido incluso dificultades para pagar el alquiler de su vivienda.

Sin embargo, agregó que esperaba recibir una transferencia del ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz, uno de los inversores del club, por valor de tres millones de euros para pagar las deudas.

Posteriormente reconoció que la transferencia no se había concretado y anunció que había depositado en el banco cheques que le había firmado Sanz de garantía meses atrás.

Por su parte, Sanz declinó tener vinculación alguna con el club suizo y aseguró que lo único que hizo fue "ayudar en un asunto puntual".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol