EMOLTV

Desafío de los Volcanes: Vivir para contarlo

La carrera de aventura más importante de Latinoamérica cruzó la cordillera de los Andes. Desde la argentina Junín hasta Valdivia, 40 equipos de 12 países recorrieron 545 kilómetros y atravesaron la Patagonia en kayak, mountainbike, trekking y cuerdas. Una travesía inolvidable de siete días y seis noches.

14 de Febrero de 2005 | 09:13 | Diego A. Suárez G., Deportes El Mercurio
Helicópteros sobrevuelan el lago Huechulafquen (a 52 kilómetros de Junín de los Andes). Lanchas llenas de fotógrafos y camarógrafos se pelean el mejor espacio posible frente a la largada. Ochenta kayaks alineados uno al lado del otro. La cuenta regresiva comenzó y "1492", de Vangelis, se escucha fuerte e imponente en la Patagonia argentina. La ansiedad de los 40 equipos participantes es evidente. El "Desafío de los Volcanes AXN 2005" está en marcha.

De los 12 países en competencia, Estados Unidos aprovecha el escaso viento y se adelanta en el primer tramo de 70 kilómetros en aguas trasandinas. Es sólo el comienzo de los 545 considerados por la quinta edición de la prueba, la que culmina en Valdivia, atraviesa la cordillera de los Andes y alterna otras tres disciplinas (trekking, mountainbike y cuerdas).

Los tres hombres y la mujer de cada equipo descansarán 15 horas en siete días de competencia (tres paradas de cinco horas cada una), durante los cuales deberán pasar y marcar 40 puntos de control (PC) en su pasaporte deportivo.

Al llegar al Campamento Uno, AXN España, Nike Widex y Antibalas han superado las dificultades de una repentina lluvia que levantó fuertes olas en el Huechulafquen y se unen a los norteamericanos.

Se hace de noche y ya hay favoritos, pero el lago cobró sus primeras víctimas: Telexpo Brasil y Colombia volcaron. Al borde de la hipotermia, debieron ser asistidos.

Los primeros abandonos no son excusa para descansar y, mientras la ruta se interna por bosques de araucarias, los primeros equipos trazan estrategias para sortear los 40 kilómetros de trekking que, a esa altura, ya se iniciaron hacia Metrenco.

Los senderos se cierran y los equipos se dispersan. Cámaras-atletas de la productora "Cuatro Cabezas", que graba para AXN, lo saben y se distribuyen para no perder pisada a los deportistas y registrar lo que ni en helicópteros ni en lanchas es posible.

Avanza la carrera y los mitos crecen. El brasileño Marcio Bortolusso, por ejemplo, siguió al equipo francés y se perdió más de seis horas en mitad de la noche y con temperaturas bajo cero. Siguió grabando, sin indicarle la ruta correcta... a pesar de conocerla.

La cadena brasileña "O Globo", en tanto, hacía esfuerzos por registrar al equipo uruguayo Chacras El Quijote, que no sólo venía como favorito, sino también con la carga emocional de tener el número uno en la espalda de por vida. La organización tomó la medida luego de que su integrante Tatiana Coldoni ciera por muerte súbita durante el Desafío de 2002.

Mientras los uruguayos se perdían en los 70 kms. de bicicleta, los chilenos de Cosacos TNF acortaban distancias. Al pasar por el sector de Quilanlahue -donde aún es posible encontrar reservas mapuches-, se ubicaban 11º. El camino era duro para ellos e impresionante para quienes seguían la carrera. Al acercarse al paso fronterizo de Hua Hum (620 metros de altitud), es posible bordear el único curso lacustre que atraviesa la cordillera y que desemboca en el Pacífico (lagos Lacar y Nonthué, río Hua Hum, lago Pirihueico, ríos Fuy, Neltume y Llanquihue, lago Riñihue, ríos San Pedro y Calle-Calle).

El primer descanso obligatorio en Nonthué relajó el rostro de algunos, pero tensionó el de los equipos Mamul Yafú y Duke León Fitness, de Argentina, que veían cómo el fiscal les sancionaba con diez y cinco horas de castigo, respectivamente, por no traer las bengalas obligatorias en las mochilas. La lucha por los 60 mil dólares en juego se alejaba para ellos.

Al tercer día, el cruce fronterizo en medio del segundo trekking (50 kms.) al Cerro Malo muestra un detalle de la producción . Los trámites aduaneros son efectuados en medio del bosque y en un hito custodiado por un gendarme, ubicado especialmente en un pequeño sendero que hace 150 años ocupaban traficantes e indígenas. Por ahí pasa Virginia Elizalde y su equipo, Banco Francés. Con 50 años cumplidos antes de iniciar la carrera, dos Eco Challenge (junto al Raid Galoises es la competencia de mayor prestigio internacional) y varios Desafíos a su haber, la conductora de TV argentina ve con preocupación cómo su hija Ángeles (19) vomita sin control. Son el único equipo con dos mujeres y que, además, tiene a la mayor y a la menor corredoras. Catalina Walthers -windsurfista argentina en Atenas 2004- es otra de sus hijas y como asistente pregunta en el campamento si alguien los ha visto en el camino. Casi 24 horas de trek y no hay noticias.

El precio de Huilo Huilo

Las noticias están al otro lado del Pirihueico, donde la selva valdiviana anuncia territorio chileno. A bordo del transfer que lleva a Neltume (poblado maderero de tres mil habitantes en la Décima Región), se sabía que los tramos de kayak y bicicleta (35 y 30 kms., respectivamente) no servirían de mucho para acortar las seis horas de diferencia que los cuatro equipos en punta ya tenían con el resto. Después de 15 kms. de trek, el PC 26 marca la llegada al salto del Huilo Huilo ( 62 mil hectáreas de reserva ecológica) y el inicio de las cuerdas. Escenario propicio para uno de los momentos más tensos. El equipo Ejército de Chile Dako pasó sin problemas la primera tirolesa (cuerda que une dos extremos), pero luego de hacer un jumar (herramienta que sirve para ascender) de 25 metros, el segundo tramo entre cerro y cerro se volvió una trampa para Ixa López. Suspendida a 70 metros de altura, exhausta y presa del miedo, falló en una maniobra y giró uno de los dos seguros que la sostenían.

"¡Noooo, Ixa, engancha la cuerda que te tiramos. No toques el seguro!". El grito desesperado de sus compañeros puso a prueba todos los sistemas de seguridad. Sin dejar de mirar el imponente salto, López logra coordinarse un poco con su equipo y llega al otro lado.

El llanto no le impide hablar. "Pensé que me mataba", dijo la estudiante de sicología.

Ajenos a lo que sucedía más abajo, los Cosacos TNF ya habían iniciado los 70 kms. de trekking y se ubicaban sextos. Su ascenso a la cumbre del volcán Mocho-Choshuenco (2.415 mts.) generaba expectativas entre quienes sabían de las cualidades de Joel Lizama -ganador de 2003- en su rol de navegante (es quien toma las decisiones de ruta) y quien, a esa altura, debía arrastrar a su exhausto compañero Cristian Gatica.

El clima parecía responder al guión de la organización y el sol seguía firme arriba, en el cuarto día de carrera. Todo era perfecto para un buen ascenso, pero el equipo N° 11 abandonaría en el PC 32. Un error tan grande como el prestigio que les precedía dejó ciego a Lizama. Subió sin lentes y el reflejo de la luz solar sobre la nieve no le dio otra opción que retirarse porque necesitaba de 72 horas en oscuridad para asegurar su salud.

Más atrás y más lento, otro equipo chileno iniciaba la misma ruta, pero sin errores. Jeep-Cosas hizo el Canopy ("vuelo entre los árboles") de Huilo Huilo y comenzó a pisar la nieve del snow park, en medio del glaciar del Mocho-Choshuenco. A las espaldas del preparador físico Carlos Cardemil aparece el volcán Lanín (3.776 mts.), mientras el ascenso pausado de Tania Radic permite observar el Villarrica (2.840) y el Osorno (2.652), además de los lagos Neltume, Pirihueico, Ranco y Panguipulli. Metidos entre los 20 primeros comienzan a alejarse, superando las dificultades que la rodilla esguinzada de Roberto Hill les imponía para intentar el envión final y superar el puesto 17º de 2004.

El sufrimiento, las historias contadas a la cámara, las expresiones de dolor y los contrastes entre la frustración de abandonar y el goce de llegar, no impiden que el engranaje de la producción ponga sus ojos en Valdivia. Van cinco días de carrera y todo está listo para recibir a los primeros. Los españoles ya se acercan a paso firme a Argentina Adventure en la lucha por el primer lugar, mientras en la retaguardia todavía hay equipos que no atraviesan el hito fronterizo.

Los últimos 100 kilómetros de bicicleta y 60 de kayak determinarán las posiciones finales. Y algo más. Más de 100 horas de competencia, meses de entrenamiento, costos familiares y los sacrificios personales de 160 hombres y mujeres van quedando atrás. Cada uno guarda sus propias motivaciones para someterse a un esfuerzo de este tipo, pero hay algo que los une a todos: esa humana aspiración de superarse a sí mismo. Esa simple ambición de cruzar la meta después de 545 kilómetros, mirar hacia atrás y poder contar: "¡lo hice!".

Si a alguien le importa... ganó España.

EL FINAL

Los últimos 100 kilómetros de bicicleta y los 60 de kayak determinan las posiciones finales y las 100 horas de extenuenate competencia.

Il padrino del Desafío

Hace más de cinco años, el ingeniero argentino José Vacarezza fue al triatlón de Pucón y se sorprendió con la producción del evento y el entorno. Nunca más dejó de pensar en la idea de realizar alguna carrera parecida, que uniera a Chile con Argentina.

Lo intentó con un rally de autos. No resultó. Luego, contactó a Felipe David, arquitecto santiaguino que vivía en Pucón y, junto a su señora, se sumó a la iniciativa. A ellos se unió Gury Aznares, quien por ser de San Martín de los Andes conocía bien la zona y tenía experiencia en carreras de expedición. Así, los cuatro trazaron la ruta y en 2001, sorpresivamente, tuvieron más de 70 equipos inscritos. Con el éxito, la carrera creció y aunque no es parte del circuito internacional, usa el mismo formato.

"El Desafío surge como un juego. Hoy se transmite a más de 70 millones de personas por AXN y tenemos una producción de 400 mil dólares. Con poco hacemos algo parecido a lo que hacen las grandes carreras con cinco millones de dólares. Partimos cuatro personas y hoy se hace con 200, involucramos a municipalidades y gobernaciones de los dos países, tenemos un auspiciador que nos permitió reducir los equipos para hacer una carrera más segura. Vamos aprendiendo. No sé hasta cuándo la haremos, por eso es que cada año la disfruto tanto. Siento que el Desafío es como la vida, con problemas, frustraciones, alegrías y satisfacciones. Aquí se vive de todo", asegura Vacarezza, quien asume sonriente el apodo de Al Pacino que sus colaboradores le colgaron, por su notorio parecido con el actor de "Perfume de Mujer".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol