EMOLTV

Fútbol: Murió Rinus Michels, el creador de la "naranja mecánica"

También recordado por el concepto del "fútbol total", el holandés tuvo una carrera como futbolista y técnico que sólo mereció elogios. Sin embargo, nunca conquistó la Copa del Mundo, su gran deuda.

03 de Marzo de 2005 | 10:53 | EFE
BARCELONA.- "Fútbol total" y "La naranja mecánica" son dos conceptos asociados enteramente a la figura de Rinus Michels, el ex seleccionador holandés y entrenador del Barcelona, entre otros equipos, que hoy falleció a los 77 años en un hospital de la ciudad belga de Aalst.

Michels revolucionó el mundo del fútbol y dio total libertad de movimientos a sus jugadores sobre el campo. Una estrategia basada en una extraordinaria preparación física y también en una dura disciplina de equipo que le valieron apelativos como 'el general' o 'Mister Mármol'.

A pesar de los éxitos logrados, el fútbol siempre estará en deuda con Michels, quien construyó seguramente el mejor equipo de la historia en 1974, "la naranja mecánica", pero Holanda no pudo coronarse campeón mundial y sólo fue frenado por Alemania en la final de esa edición.

Como futbolista, Michels vistió los colores naranjos en cinco ocasiones durante los años 50, pero su gran aporte al mundo del fútbol la hizo desde la banca.

En enero de 1965, se convirtió en el primer holandés en dirigir al que posteriormente fue el gran club de su país, el Ajax de Amsterdam que, por aquel entonces, luchaba por el descenso. Sin embargo, de la segunda división, pasaron a luchar por títulos continentales.

En Amsterdam estuvo hasta 1971 en un periodo de pleno éxito para el Ajax, que ganó los campeonatos ligueros en 1966, 1967, 1968 y 1970; la Copa en 1967, 1970 y 1971; así como la Copa de Europa en 1971.

Su fama traspasó fronteras y en 1971 fichó por el Barcelona. El presidente azulgrana Agustí Montal le hizo una tentadora oferta y aceptó. Michels no tuvo suerte en las dos primeras temporadas, en las que el equipo estuvo cerca del campeonato, pero acabó tercero y segundo en la liga y sin ningún título que llevarse a la boca.

Todo cambió para Michels y para el Barcelona a partir de la temporada 1973-74. Una vez abiertas las fronteras futbolísticas en España, e holandés Johan Cruyff, quien llegó comenzada la temporada y ayudó a que los azulgranas consiguieran un título que no conquistaban desde hacía catorce años.

Paralelamente, a Michels le ofrecieron entrenar a la selección holandesa en la fase final del mundial de 1974. Con un equipo formado íntegramente por jugadores del Ajax y el Feyenoord, Holanda hizo historia a pesar de no conquistar el título.

Con una ofensiva táctica en 4-3-3, en el que destacaba el papel de lo que muchos años después serían 'los carrileros', el equipo de Cruyff, Neeskens, Krol, Rep o Resenbrink, pasó por comodidad en la primera parte del campeonato.

Holanda ganó a Uruguay (2-0) y Bulgaria (4-1) y empató con Suecia (-0). Después, los holandeses fueron mejorando: 4-0 a Argentina, 2-0 a la República Democrática Alemana y 2-0 a Brasil.

La primera jugada de la final del Mundial de 1974 resume visualmente el concepto "fútbol total". Después de quince pases consecutivos, el balón llegó a Cruyff, quien con su característica carrera, entró en el área y fue derribado. Neeskens marcó el 1-0 de penal. La historia después se volvió en contra y Alemania remontó para conquistar el título (1-2).

En 1976, Michels volvió a la ciudad condal, donde estuvo hasta 1978. El Barcelona conquistó un título copero y tuvo que conformarse con dos subcampeonatos de forma consecutiva.

De Barcelona se fue a Los Ángeles para dirigir a Los Aztecas (1978-1980). Volvió al fútbol de alta competición en 1980 para entrenar al Colonia alemán. En tres años, llegó al equipo de Renania-Westfalia al título copero alemán (1983).

Después de un paréntesis de tres años, Michels volvió nuevamente a la selección holandesa (1986). Y en 1988 Holanda conquistaron la Eurocopa de naciones tras derrotar en la semifinal a Alemania (2-1) y ganar a Rusia en la final (2-0).

De aquel partido quedó un gol para la historia, un espectacular tanto marcado de volea por Marco van Basten a Rinat Dasaev. Los holandeses tuvieron otros dos jugadores destacados: Ruud Gullit y Frank Rijkaard.

La muerte de Michels se produjo hoy en un hospital de la ciudad de belga de Aalst, donde estaba ingresado desde el pasado 18 de febrero para resolver un problema con una válvula cardiaca.

Sus problemas de corazón venían de finales de los ochenta, cuando tuvo que abandonar su cargo de seleccionador y dejarlo en manos de Kees Rijvers.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol