EMOLTV

Fútbol: Desábato niega ofensas racistas contra brasileño Grafite

El defensa de Quilmes aseguró que nunca dijo "negro" o "negrito" al jugador de Sao Paulo, lo que le costó estar 40 horas preso en Sao Paulo.

18 de Abril de 2005 | 11:56 | DPA
RÍO DE JANEIRO.- El zaguero argentino Leandro Desábato, del Quilmes, negó que haya utilizado palabras racistas para insultar al delantero brasileño Grafite, del Sao Paulo.

"En ningún momento pronuncié las palabras 'negro' o 'negrito'", afirmó Desábato, en una entrevista difundida anoche por la red televisiva brasileña Globo.

"Le dí una respuesta al señor Grafite, quien había hecho una declaración antes del partido, (en la que decía) que si marcara un gol enviaría una banana a los zagueros del Quilmes. Yo le dije que se metiera la banana en el culo", relató el defensa.

A raíz de los supuestos insultos racistas a Grafite, Desábato permaneció casi 40 horas preso en Sao Paulo y recién pudo volver a su país en la noche del viernes pasado, dos días después del partido de la Copa Libertadores en el que su equipo cayó por 3-1 ante el Sao Paulo.

En la entrevista al programa dominical "Fantástico", Desábato se quejó de la difícil situación que le tocó vivir en Brasil, después del partido: "No soy un delincuente, no había robado, no había matado, no había agredido a nadie, y sin embargo me trataron mal".

Además, admitió que lloró durante su permanencia en la cárcel, pero no por estar "arrepentido" de las ofensas que, según sostiene, nunca dirigió a Grafite.

"Lloré mucho pensando en mi familia. Yo estaba siendo tratado como delincuente, con esposas. Me quedé triste, solo, cerraron la puerta y no había dónde sentarme. No había colchón, nada. Después, ocho policías me sacaron de la celda, me palparon, pusieron esposas", relató.

Desábato responderá en Brasil a un proceso por las supuestas injurias racistas lanzadas contra Grafite, un delito castigado por el Código Penal brasileño con penas de multa y de entre uno y tres años de cárcel.

Antes de abandonar Sao Paulo, Desábato firmó un documento en el que se compromete a presentarse a la Justicia brasileña siempre que sea convocado a declarar sobre el proceso.

No obstante, en declaraciones que publica hoy el diario Folha de Sao Paulo, varios juristas brasileños aseguraron que las autoridades del país no tienen poderes para obligar el futbolista a venir a Brasil, si éste no desea hacerlo.

"No hay medida jurídica para obligar el jugador a comparecer a los actos del proceso ni para hacer que el gobierno argentino lo obligue a hacerlo. La posibilidad de extradición es virtualmente inexistente", afirmó el abogado Alberto do Amaral Junior, profesor de derecho internacional de la Universidad de Sao Paulo (USP).

No obstante, el vicepresidente del Quilmes, Julio García, aseguró que el jugador cumplirá el compromiso firmado el viernes ante la Justicia de Sao Paulo.

"Es claro que Desábato volverá a Brasil, y yo lo acompañaré cuando sea llamado. No será problema regresar a su país, aun después de haber pasado tres días muy complicados allí", dijo García, en entrevista a Folha de Sao Paulo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol