EMOLTV

Fútbol: Ex campeón mundial subasta premio por penurias económicas

Alan Ball, el inglés que anotó el tercer gol en la final contra Alemania en el Mundial de 1966, debió subastar la medalla obtenida en aquella ocasión para mantener a sus hijos y nietos.

19 de Abril de 2005 | 19:04 | ANSA
LONDRES.- Alan Ball, el jugador más joven de la selección inglesa de fútbol que ganó el Mundial de 1966, se vio obligado a subastar la medalla que obtuvo en esa Copa del Mundo que albergó su país.

"Debí hacerlo para mantener a mis hijos y nietos", explicó Ball, autor del tercer gol en el 4-2 con que Inglaterra dio cuenta de Alemania en la final de ese Mundial, obteniendo su primera y única Copa del Mundo.

"Tengo tres hijos y tres nietos, y lo más importante para mí ahora es cuidar de ellos", explicó Ball, que disputó 72 partidos con la selección inglesa y quien tras quedar viudo atraviesa una grave crisis financiera.

El presente de Ball es un claro reflejo del contraste entre las viejas glorias del fútbol, muchas de ellas en la miseria, y el holgado estilo de vida de los astros multimillonarios de la actualidad.

Otros tres campeones del mundo con la selección de Inglaterra debieron desprenderse de las medallas conquistadas en 1996: El arquero Gordon Banks, el zaguero Ray Wilson y el delantero Geoff Hurst, autor del famoso "gol fantasma" en aquella final.

Hurst también vendió la casaca que lució aquella tarde, en una subasta organizada por Christie's.

Con la venta de la medalla, Ball espera recaudar 180.000 euros y otros 35.000 por el célebre birrete (gorra) que lucieron los ingleses tras el partido.

"Haber ganado el Mundial en 1966 es un recuerdo que llevaré conmigo para siempre, pero llegó la hora de avanzar y mirar el futuro y no el pasado", explicó Ball.

Entre otros casos de jugadores que subastaron "trofeos" de su paso por el fútbol para paliar su situación económica está el italiano Roberto Rosato, subcampeón del mundo en México '70.

Rosato subastó hace tres años la casaca que intercambió al término de aquella final con el astro brasileño Pelé y por la que se pagaron 250.000 euros.

Por otros motivos, en cambio, el también brasileño Ronaldo le regaló a un amigo la medalla de plata que le entregó la FIFA tras la final del Mundial de 1998, que Brasil perdió con Francia, y que este vendió posteriormentes por apenas mil euros.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol