EMOLTV

Novak Djokovic, el tenista alérgico al polvo de ladrillo

El serbio de 18 años debió retirarse cuando caía ante el argentino Guillermo Coria por 4-6, 6-2 y 3-2.

26 de Mayo de 2005 | 13:43 | DPA
PARIS.- Imaginar un tenista alérgico al polvo de ladrillo es como pensar en un nadador al que le molesta el agua, pero Roland Garros demostró hoy que todo es posible.

Se trata de Novak Djokovic, un desenfadado jugador serbio que acaba de cumplir 18 años, y que cuanto más juega sobre arcilla más se le agrava la sinusitis que padece.

"Me molesta desde hace un año, y cada vez que llega el polvo de ladrillo se pone peor y peor", dijo Djokovic, que debió abandonar hoy cuando caía 4-6, 6-2 y 3-2 ante el argentino Guillermo Coria en la cancha central del torneo parisino.

Djokovic, 153° del ranking mundial y proveniente de la clasificación, jugaba el segundo Grand Slam de su vida, y estaba por primera vez en la segunda ronda de uno de los cuatro grandes torneos del tenis.

Su madre, llegada desde Belgrado en cuanto supo que Novak había logrado un lugar entre los 128 hombres que disputarían el torneo, siguió desde un palco cada minuto del partido, en el que Djokovic sorprendió a Coria con un tenis potente, audaz y veloz.

"Es mi madre, y no tiene muchas oportunidades de verme", dijo sonriente el serbio, que dice no tener problemas con los jugadores croatas. "Para nada. Hubo una guerra, pero a mí eso no me importa. Muchos de mis amigos son croatas".

El que no es "amigo" es el polvo. Abrumado, Djokovic llegó a plantearse abandonar en el segundo set.

"Jugué muchos partidos en la última semana, nueve partidos seguidos. Estaba cansado...", admitió.

"Mi mayor problema era respirar. No podía respirar bien, en especial tras los puntos largos de 10 ó 15 golpes", prosiguió.

"El árbitro me advertía todo el tiempo, diciéndome que hiciera las cosas más rápidamente. Pedí una pausa médica y fui dos veces al baño. Hice todo lo que pude. Pero, sencillamente, no pude llegar hasta el final".

El servicio médico de Roland Garros informé de que el serbio sería sometido a un escáner para estudiar su problema. Es un caso raro, pero no inédito: hace unos años el sueco Magnus Norman sufría de alergia al césped, algo poco recomendable para la temporada en torno a Wimbledon. El problema para Djokovic es que sobre césped se juega un mes al año. Sobre arcilla, más de cuatro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol