Roland Garros: Federer sigue siendo mucho para González

El chileno fue de más a menos ante el número del mundo y eso es demasiada ventaja. Roger Federer se impuso por 7-6, 7-5 y 6-2 y se instaló en los octavos de final del Grand Slam francés.

27 de Mayo de 2005 | 09:09 | El Mercurio en Internet

PARIS/SANTIAGO.- Por algo es el número uno del tenis mundial. El chileno Fernando González (26°) jugó un buen partido mientras tuvo cabeza fría para aplicar su estrategia y físico, pero terminó derrotado ante el suizo Roger Federer por la tercera ronda de Roland Garros.

Federer es más que regular, mucho más, y no da ventajas en los puntos decisivos. En cambio, González no aprovechó las pocas oportunidades y terminó jugando un tenis casi sin ganas, abatido por la superioridad de un jugador que caso no se equivoca. El número de la ATP se impuso por 7-6(9), 7-5 y 6-2, tras una lucha que se extendió por dos horas y diez minutos.

La cuarta historia entre ambos -Federer iba 3-0 en los duelos- comenzó muy apretada. Y con una estrategia clara de parte de González: presionar sobre el revés del suizo para liquidar con su derecha o esperar el error del suizo.

Si bien Federer quebró en el cuarto juego de la primera manga, González no se apartó un centímetro de su planificación y en el game siguiente recuperó el quiebre. Así se fueron hasta el tie break, donde el chileno cometió sus primeros grandes errores: no aprovechar una de las dos oportunidades que tuvo para cerrar el set. Federer terminó 11-9 en la definición y con la manga inicial en su bolsillo en 54 minutos.

Ya en el comienzo del segundo set se apreció que la cuesta se haría más pesada para el chileno. Porque eso es Federer, una cuesta que es muy complicada de superar, de sobrepasar. El europeo quebró en el tercer juego y se puso 2-1 con su servicio a favor. Qué mejor posición.

Pero González retomó el norte extraviado y quebró de vuelta. Estaba de regreso, con las mismas ganas, con el mismo apetito que había comenzado, aunque con más presión sobre sus hombros, algo que al santiaguino le juega en contra, con más errores en su juego, con algo más de agresividad dada la posición en el marcador.

Los juegos quinto y séptimo fueron especialmente complicados para González. En el primero estuvo 40-0, pero se complicó y Federer lo complicó. Tras mucho batallar, el chileno sacó la tarea adelante para mantenerse vivo. Y en el subsiguiente, salvó tres pelotas de quiebre para enseguida cerrar el 4-3 con una derecha impresionante que hizo sonar un tibio ¡Ceacheí...! en el court principal de Roland Garros.

Pero Federer casi no es roer. Por algo este año apenas ha perdido dos encuentros (ante Safin en Australia y Gasquet y Montecarlo). El suizo volvió a quebrar en el undécimo game y en el siguiente cerró la segunda patita del match.

Si en el segundo set demoró 49 minutos en conseguir el triunfo parcial, en el tercero y definitivo todo fue más fácil. Ya González no controlaba su estrategia, sus errores estaban a la orden del día (cometió 66 no forzados y seis doble faltas) y Federer no se inmutaba.

El número uno del mundo se quedó con el servicio del chileno en el primer y quinto games y en 27 minutos cerró por 6-2 la tercera manga y el partido, un duro partido.

"Fue un partido duro, tuve posibilidades que no aproveché, y eso me costó muy caro, porque cuando se pone arriba él siempre juega muy bien", admitió González a la televisión francesa.

Le queda el consuelo a González que hizo mucho ante el número el mundo, que le dio batalla en dos sets apretadísimos, pero un par de tareas pendientes: ante el mejor del orbe casi no se puede fallar y hay que mantener la cabeza fría durante todo el partido, o el esfuerzo no sirve.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores