Ciclismo: Justicia libera a lituano Rumsas

El que fuera tercero en el Tour de Francia 2002, es sospechoso de haberse dopado y le siguen cargos.

08 de Julio de 2005 | 12:26 | EFE
PARIS.- El ciclista lituano Raimondas Rumsas, procesado en Francia por un presunto delito de transporte de sustancias dopantes, fue liberado en Italia, donde había sido detenido el pasado día 29 a petición de un juez francés, confirmó a EFE su abogado en Francia, Alexandre Varaut.

El corredor, tercero del Tour de Francia de 2002, es sospechoso de haberse dopado después de que su esposa fuera detenida en la frontera franco-italiana con un cargamento de productos prohibidos para los deportistas.

El letrado señaló que el ciclista tiene previsto trasladarse a Francia para asistir a partir del próximo 24 de noviembre en el juicio que se seguirá contra él.

Rumsas había sido detenido en la localidad de Lucca, en la Toscana italiana, después de que el juez francés de Bonneville emitiera en mayo de 2004 una orden europea de detención en su contra.

Aunque inicialmente estaba previsto que fuera trasladado a Francia, ha sido liberado en territorio italiano, donde tiene su residencia.

En otoño está previsto que el Tribunal Correccional de Bonneville abra el juicio contra ellos y contra el médico polaco Krysztof Fisek, acusado de haber emitido las recetas de los productos dopantes.

El caso Rumsas saltó a la luz nada más terminar el Tour de 2002, en el que el ciclista lituano acabó tercero por detrás del estadounidense Lance Armstrong y del español Joseba Beloki.

Mientras su marido completaba la última etapa en los Campos Elíseos de París, Edita Rumsas era detenida en la frontera franco-italiana en posesión de 37 productos dopantes.

El escándalo fue inmediato y la sombra del dopaje se cernió sobre el corredor, que se había convertido en la gran sorpresa de ese Tour de Francia y que, a duras penas, se defendía diciendo que los productos que transportaba su esposa eran para su suegra.

Entre las declaraciones contradictorias de la pareja y el celo del juez francés por averiguar para quienes eran los productos, Edita Rumsas se pasó once semanas en prisión en el sureste francés.

El magistrado multiplicó los llamamientos a Raimondas Rumsas para que acudiera a declarar, pero el ciclista, temeroso de ser encarcelado como su mujer, se negó a atravesar la frontera.

El juez tuvo que conformase con la declaración del corredor hecha a agentes judiciales franceses que se trasladaron a Italia en el marco de una comisión rogatoria.

Acabada la instrucción del caso, el juez no pudo acusarle de dopaje, por lo que le procesó por importación y contrabando de productos prohibidos.

Las autoridades deportivas no pudieron desposeerle de su tercer puesto en el Tour de Francia, porque todos los controles a los que había sido sometido durante la carrera fueron negativos.

Sin embargo, Rumsas volvió a manchar su nombre en el Giro de Italia de 2003, cuando fue controlado positivo por EPO, lo que le valió el despido de su equipo y una sanción de un año de suspensión de la Federación Lituana.

En la actualidad Rumsas se encuentra sin equipo, aunque sigue compitiendo y la semana pasada se proclamó campeón de su país contrarreloj.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores