Hewitt tuvo que bregar duro para seguir con vida en el US Open

El australiano necesitó cinco sets y casi tres horas y media para deshacerse del potente Taylor Dent.

04 de Septiembre de 2005 | 15:44 | EFE
NUEVA YORK.- El australiano Lleyton Hewitt, tercer cabeza de serie, consiguió su pase a los octavos de final del Abierto de Estados Unidos tras vencer en un agónico encuentro por 6-3, 3-6, 6-7(2), 6-2 y 7-5 al estadounidense Taylor Dent.

El partido, que duró tres horas y 21 minutos, descubrió por segunda vez consecutiva, que Hewitt no está en su mejor momento de juego, y como le sucedió contra el argentino José Acasuso, en la tercera ronda, ha perdido consistencia en sus golpes y agresividad.

Dent, número 27° del mundo, planteó perfectamente el partido con un tenis agresivo sobre la red y después de perder la primera manga, ganó las dos siguientes para llevar el partido al quinto, donde Hewitt, con el factor suerte de su lado y algunos errores sin forzar de su rival le permitieron seguir en la competición.

Hewitt no quiso seguir el camino del español Rafael Nadal, segundo cabeza de serie, que fue eliminado en la tercera ronda por el estadounidense James Blake, ni del estadounidense Andy Roddick, que cayó en la primera ante el luxemburgués Gilles Muller.

El ex número uno del mundo y campeón del Abierto en el 2001, rompió el saque a Dent en el undécimo juego, para en el siguiente, y a la cuarta bola del partido y con un ace sentenciar la victoria.

"Ambos hemos hecho un tenis muy consistente y ha sido difícil rompernos el saque", declaró Hewitt. "Con dos sets en contra no es fácil remontar un partido y más si tienes a un jugador como Dent, que saca bien y cubre muy bien la red".

Hewitt, de 24 años, reconoció que su rival había "explotado" al máximo sus puntos débiles, pero al final consiguió el objetivo de estar en los octavos de final.

"Siempre que sales a la pista lo haces con la intención de ganar lo más rápido posible, pero hoy me tocó luchar hasta el final y también estuvo preparado", subrayó Hewitt. "Tengo que reconocer que su Dent jugó un gran partido con su saque y voleas".

El tenista australiano, que disputa el séptimo Abierto consecutivo, tendrá como rival en la siguiente ronda al ganador del partido que juegan el español David Ferrer y eslovaco Dominik Hrbaty.

"Como hemos visto hoy cualquier rival es muy difícil y lo único que me debe preocupar es recuperarme y confiar en todo lo que y pueda hacer en el campo", agregó Hewitt, que dejó en 5-1 sus enfrentamientos contra Dent, vigesimoquinto cabeza de serie.

Las estadísticas del partido dejaron a Hewitt con un 50 por ciento de acierto del saque, el 74 y 51 de efectividad con el primero y segundo, respectivamente, pero metió sólo ocho aces y cometió también ocho dobles faltas.

"La verdad es que el saque no fue un factor que me ayudó, aunque el último ace se convirtió en el más importante del partido", comentó Hewitt, que también tuvo 68 golpes ganadores y 36 errores sin forzar con 35 puntos en 45 subidas a la red.

Dent logró 19 aces con 10 dobles faltas, metió 55 golpes ganadores y cometió 44 errores sin forzar con 89 puntos en 157 subidas a la red.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores