Del Potro le sacó trote a González, pero ya está en cuartos

El argentino fue un hueso duro de roer para el número uno del tenis chileno, que debió luchar hasta el tie break en la segunda manga para cerrar el partido en casi dos horas de juego. Ahora se verá las caras con el fiero Boris Pashanski.

02 de Febrero de 2006 | 23:58 | Felipe Vásquez, enviado especial a Viña del Mar

VIÑA DEL MAR.- La ilusión de lograr su tercera corona en Viña del Mar tuvo otro empujón esta noche para Fernando González, que pese a no mostrar durante todo el partido un tenis sólido y redondo como en el debut, le alcanzó para vencer al complicado argentino Juan Martín del Potro por 6-3 y 7-6(4).

La noche comenzó con todo para González, que encontró tempranamente a su contrincante "al galope". Con un primer saque fiero y los potentes derechos que lo caracterizan, en pocos minutos el chileno se ponía 3-0 gracias a un quiebre en el segundo juego.

Del Potro, un espigado jugador de 1,95 metros y apenas 17 años, respondió a su falta de experiencia con un importante despliegue en el fondo, donde sólo su revés le dio malas pasadas especialmente en el final de la primera manga y el inicio de la segunda.

González arriesgó mucho con su saque, tanto el primero como en el segundo, lo que le costó algunas doble faltas y, a la postre, un quiebre que acercó la cuenta a un 3-2. Rompimientos sucesivos remarcaron las fortalezas y debilidades del chileno en lo restante del set, con un González buscando las líneas al límite y Del Potro sirviendo sin demasiado veneno para las potentes devoluciones de la primera raqueta criolla.

Tras quebrar por tercera vez al argentino y establecer el 5-3, González por fin pudo retomar la confianza en su saque para amarrar la primera manga por 6-3 en 36 minutos de acción, que despejaban la senda para una victoria que lo pondría en cuartos de final.

La seguridad del jugador nacional se afirmó en la segunda manga con su servicio, adicionando además un quiebre a su rival en el tercer juego que desde temprano lo puso en una ventajosa posición en la cuenta. Parecía que todo caminaría tranquilo, hasta que Del Potro, algo estático durante todo el partido, se afirmó definitivamente en el fondo y le tomó el pulso a los potentes derechos del nacional. Así llegó un impensado quiebre en el octavo juego que dejó todo en suspenso.

Con algunos problemas rasguñó la victoria en el décimo juego y, agradeciendo las bolas anchas de Del Potro, terminó por volver al partido quebrando en el undécimo. Pero los baches retornaron cuando debía amarrar la manga y terminó cediendo otro quiebre que llevó el partido al temible tie break.

Fue ahí recién cuando pudo observarse en plenitud la calidad de González, pero también la potencia de Del Potro, que mantuvo la definición apretada hasta que se escribió el 7-4 final. Para el alivio del público, por cierto, que ya veía cómo el partido se le escapaba como jabón a González en el segundo parcial.

La próxima valla de González rumbo a semifinales será el serbomontenegrino Boris Pashanski, quien en un día de blanco y negro terminó derrotando al italiano Alessio di Mauro por 6-7(2), 7-6(4) y 6-0. Un paso más adelante y podría producirse el esperado choque con Nicolás Massú a un peldaño de la final.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores