Interventor de la Federación italiana: "Así el fútbol no sigue"

El calcio italiano podría paralizarse más de una semana según lo declarado por el interventor de la Federación de Fútbol de ese país.

02 de Febrero de 2007 | 19:48 | ANSA

ROMA.- "Una fecha de suspensión no es suficiente. Sin medidas drásticas, el fútbol no se reanudará", afirmó el interventor de la Federación Italiana de Fútbol, Luca Pancalli, tras los graves desmanes en el clásico Catania-Palermo en los que murió un policía y más de 100 personas resultaron heridas.


"El lunes volveremos a reunirnos con carácter d eurgente con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Romano Prodi, y con la ministra a cargo de Deportes, Giovanna Melandri, para evaluar la situación", agregó Pancalli, que decretó hoy la suspensión del fútbol en todas las categorías.


También el Comité Olímpico Italiano convocó para el lunes a una reunión de emergencia en la que se evaluarán los pasos a seguir tras lo ocurrido en el clásico siciliano, a menos de una semana de la muerte de un dirigente del fútbol amateur como consecuencia de los golpes recibidos durante un partido.


"Hasta ahora no hemos adoptado una decisión al respecto", agregó Pancalli, al ser consultado sobre el partido que la selección italiana debería jugar la próxima semana con Rumania.


En el clásico que Palermo le ganó como visitante por 2-1 a Catania y que dio inicio a la ahora suspendida vigésimo segunda fecha del campeonato de primera división, falleció un policía identificado como Filippo Raciti, de 38 años, alcanzado en el rostro por un artefacto explosivo de fabricación artesanal.


"La muerte de Raciti ocurrió una hora después de que llegó al hospital en condiciones desesperantes. El deceso se produjo como consecuencia de un paro cardíaco y fueron vanos los intentos por salvarle la vida", explicó Giuseppe Navarria, del hospital Garibaldi, de Catania.


Otras 100 personas resultaron heridas, entre ellas otro policía que estaría en grave estado, durante los enfrentamientos entre la policía y fanáticos del Catania.


Los jugadores del Palermo y el cuerpo técnico debieron permanecer en los vestuarios después del partido por razones de seguridad, al igual que la terna arbitral encabezada por Stefano Farina, que debió suspender durante media hora el clásico a poco de iniciarse el segundo tiempo como consecuencia de los desmanes.


"Creo que ante estos hechos inauditos la única solución es parar el fútbol por un año hasta que cambie la cultura y la mentalidad de la gente", aseguró el secretario general del sindicato de futbolistas italianos, Sergio Campana, quien recordó que "desde hace tiempo denunciamos agresiones a los jugadores sólo por perder un partido".


"En momentos en que el calcio intenta recuperar la credibilidad sucede algo así. Deberíamos parar un año para reflexionar sobre este mal", agregó el dirigente.


"No deberíamos volver a permitir el fútbol en Catania, pero ahora es tarde para hablar. Hay una persona muerta", dijo por su parte el titular del Catania, Antonino Pulvirenti, al arribar al hospital Garibaldi para interiorizarse de la situación de los heridos en los desmanes.


"Esto es algo monstruoso, absurdo e inimaginable. No tengo palabras", dijo por su parte el alcalde de Catania, Umberto Scapagnini, al ingresar al mismo centro asistencial.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores