Barrios puso a Colo Colo en la final tras un increíble partido

Dos goles del delantero argentino, sobre el final del partido, le permitieron a los albos ganar el duelo ante Ñublense y meterse en la final del Apertura.

21 de Mayo de 2008 | 17:23 | El Mercurio Online

Lucas Barrios, otra vez, fue fundamental para Colo Colo.

José Alvújar, El Mercurio
SANTIAGO.- Dos goles del argentino Lucas Barrios pusieron a Colo Colo en la final del Apertura, tras ganar por 2-1 un emocionante partido de vuelta por las semifinales del torneo.

El argentino marcó a los 81' y 83' y se convirtió en la figura indiscutida del encuentro. Dos imperfecciones defensivas -  en el primero aprovechó un rebote, en el segundo cabeceó de espaldas y el balón dio en el palo antes de entrar - le bastaron al espigado delantero para cerrar la llave.

Antes, Colo Colo parecía muy lejos de la final. Por momentos, se repetía lo sucedido el domingo pasado en el Monumental: los albos presionaban sobre el área local, pero no lograban penetrar la sólida defensa y solo podían inquietar a Jaime Bravo con tiros de media distancia.

Ñublense apenas se atrevía en campo rival con incursiones de Luis Flores Abarca, pero su opción más peligrosa fue un remate bajo de Joel Reyes que Muñoz echó al córner.

Cuando se iba la etapa inicial, Gonzalo Fierro se barrió en el área, derribó a Flores Abarca y fue el mismo puntero quien abrió la cuenta, en el primer minuto de descuento.

Bajo la lluvia y el viento que soplaba en Collao, Colo Colo salió a dar vuelta el resultado en el segundo tiempo, pero seguía chocando con el cerrojo dispuesto por Fernando Díaz. Moya intentaba desbordar, González remató desde lejos y los centros llovían sobre el área chillaneja.

Ñublense pudo sentenciarlo con contragolpes, pero no logró definir ante el correcto Cristián Muñoz. Además, Flores, el más peligroso de los locales, fue reemplazado por Juan Francisco Viveros y la cancha se inclinó definitivamente hacia el arco de Bravo.

Luego vinieron los minutos fatales para Ñublense, donde por fin apareció Barrios, y el resto fue la fiesta que se desató en la tribuna visitante, que miraba cómo Colo Colo se quedaba sin la final.

El triunfo albo deja en el camino a uno de los equipos más sólidos del campeonato - si es que no el mejor - y pone al cuadro de Fernando Astengo en su quinta final consecutiva. Everton o Universidad de Chile (juegan mañana jueves en Sausalito, 19:00 hrs.) será el último escollo de Colo Colo en su camino al pentacampeonato.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores