Amenaza Colo Colo: Ganó a Palmeiras en Brasil y se encaminó en la Libertadores

El equipo de Barticciotto vivió una jornada histórica tras ganar por 3-1, jugando casi todo el segundo tiempo con 10, tras expulsión de Meléndez. Atrás quedaron los líos con la barra que festejó en Sao Paulo.

03 de Marzo de 2009 | 22:04 | El Mercurio Online

Colo Colo ganó por tercera vez en Brasil por la Copa. Ya lo había hecho el 73 y el 87.

EFE

SANTIAGO.- Colo Colo logró una gran victoria este martes tras derrotar por 3-1 a Palmeiras en el estadio Parque Antártica de Sao Paulo, por la Copa Libertadores de América.


Era un partido importante para Colo Colo, quizás el más trascendente de los últimos meses. Porque el equipo de Barticciotto se propuso pelear la Libertadores, y tras la derrota en su debut ante Sport Recife (en casa), los tres puntos ante Palmeiras lo dejarían en carrera. Si no, todo se seguiría complicando, en una semana marcada por amenazas entre la barra y el plantel.


Y lo proyectó bien el elenco albo. Proponiendo su juego, la defensa más Meléndez y Sanhueza se supieron mover neutralizando al opaco Keirrison y tapando las subidas de los laterales, salvo Fabio, que se las ingenió en el primer tiempo para inquietar en un par de oportunidades.


El primer lapso mostró así a un equipo chileno que se paró con personalidad e inteligencia. Tuvo el balón, lo rotó y también quiso llegar siempre al área del "Verdao".


Palmeiras buscaba pero no podía y comenzó a tener más trabajo en zona propia. Figueroa subió por su banda y Macnelly Torres algo logró crear, junto a un empeñoso Rodrigo Millar.


Edmilson y su equipo se quedó en lo básico. Buscaba a William que, replegado, no lograba armar una pared. Forjaba las subidas de Fabio, pero los centros siempre fueron sacados por los correctos centrales albos: Riffo y Mena.


A los 43' del primer tiempo vino el punto cúlmine de la justicia, respecto a lo que se vivió en el primer capítulo. Lucas Barrios recibió al borde del área y encaró a los dos defensores que le quedaban. Se movió bien, esperó el momento preciso y remató con fineza, cruzado. Colo Colo ganaba en Sao Paulo por 1-0.


Tras cinco minutos de descuento -provocado por varias amarillas y escenas anti fair play de Palmeiras que no devolvió un balón y generó encontrones- el equipo de Barticciotto se fue al descanso ganador y entero.


En el complemento, el equipo local (solo con brasileños en su once) buscó presionar y con refresco, luego de incluir dos cambios.


A los 49' Rodrigo Meléndez fue mal al piso y llegó tarde barriendo al habilidoso William. Colo Colo quedaba con 10 hombres empezando el segundo tiempo. "Kalule" solo atinó a taparse la cara y lamentarse. Había sido bien expulsado por el trasandino Pezzota.


Desde la banca ingresó el curicano Rafael Caroca a tomar el lugar de Meléndez y salió César Carranza. La idea era mantener el orden defensivo pero no replegarse.


Así, Lucas Barrios tomó otra vez su rol en ataque. Una buena jugada suya, aguantándola por la orilla, terminó en un centro preciso rasante a Macnelly Torres que llegó a auxiliar. El colombiano también estuvo notable pegándole de primera, fuerte, a media altura. Colo Colo que marcaba a los 53' el 2-0 a minutos de quedar con 10. Casi un sueño.


A los 70' Keirrison apareció por primera vez y con todo. De cabeza, el ariete marcó el descuento cuando se metió entre los centrales, tras un centro con comba desde atrás. El testazo fue esquinado, nada que hacer Muñoz y era el descuento.


De inmediato otra vez Keirrison lo tuvo de contragolpe. Entró en el área tras un centro y se lo perdió solo, de frente al arco. La pelota dio en el travesaño.


Pero a los 77' Lucas Barrios, agotado y jugando su mejor partido del año, dejó lugar a Sebastián González. Y el "Chamagol" que tuvo un redebut internacional de categoría. Al minuto, Macnelly Torres esperó el momento y dio el pase preciso a González, quien tocó su primera pelota.


Controló, se la llevó solo y definió cuando salía Bruno. La lanzó alta con efecto. Colo Colo que marcó el tercero y aumentó las cifras, cuando Palmeiras lo asfixiaba por primera vez en el partido.


Pero el equipo albo jugó su mejor partido del año y se manejó así hasta el pitazo final. Atrás quedaron las palabras amenaza y crisis. La barra que llegó hasta Brasil solo festejó, aplaudiendo a sus figuras. 


En el ambiente se levanta ahora el rótulo de histórico (aunque se logró la tercera victoria en Brasil por la Copa en seis partidos) y aparece el nuevo camino llano por avanzar a la siguiente fase en la Copa Libertadores de América.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores