Tomás González no descarta acudir a Bachelet y aclara que su sueño "es competir por Chile"

El gimnasta nacional arribó desde Alemania y a su llegada Chiledeportes le prometió una inversión de 80 millones de pesos. "Quiero esperar a verlo", dijo entre risas el laureado deportista.

18 de Noviembre de 2009 | 13:49 | Por Leonardo Salazar Molina, Emol

Tomás González viste de rojo. Su sueño sigue siendo competir por Chile.

El Mercurio

SANTIAGO.- Esta mañana arribó al país el gimnasta chileno Tomás González, luego de su destacada participación en la Copa del Mundo de Stuttgart, donde logró la medalla de plata.

Apenas se bajó del avión se trasladó hasta el CEO (Centro de Entrenamiento Olímpico), donde ofreció una conferencia de prensa en compañía de su entrenador, Yoel Gutiérrez; el presidente del COCh, Neven Ilic y un representante de Chiledeportes.

Fue este último quien prometió un apoyo concreto de parte del Estado para el gimnasta. "Estamos ad portas de (inaugurar) el Centro de Alto Rendimiento de Gimnasia, con una inversión de ochenta millones de pesos", dijo Marcelo Palacios, jefe de la división de actividad física y deportes de la entidad gubernamental.

"(El anuncio) es un gran alivio, pero quiero esperar a verlo primero", respondió entre risas Tomás González, manteniendo su buen sentido del humor ante la pregunta de si espera buscar alternativas de financiamiento para enfrentar el futuro.

-¿Has pensado acudir a la Presidenta Bachelet, tal como lo espera hacer Carlo de Gavardo, por ejemplo?
"Nunca lo he pensado pero no lo descarto. Y también a Farkas (risas)... No, lo último es broma"

González aclaró que el tema de una eventual participación suya por otro país, "se agrandó demasiado".

"Mi interés es competir por Chile. Mi sueño es competir por Chile. Ahora, si sobrepasa mi paciencia de ahí podría pensar recién en competir por otro país", señaló.

"No escuché muy bien (risas)", anotó de inmediato Neven Ilic, agregando una frase ya más seria: "No tenemos que jugar con la paciencia de los deportistas chilenos".


Más allá de las proyecciones, González vive su mejor momento aunque el segundo lugar conseguido el fin de semana (con 15.200 puntos) está un paso más atrás en su bitácora, tras el primer lugar en otra Copa del Mundo, en Glasgow 2007 y el séptimo lugar conseguido en el Mundial de Gimnasia en 2008.


Este último evento, precisamente, asoma como referencia para el gran objetivo del chileno: llegar a los JJ.OO. de Londres 2012.


"Yo siempre voy a luchar por el oro, pero necesito ayuda externa", dice González mientras su entrenador, el cubano Gutiérrez, lo anima: "Tomás González es un deportista estelar, un virtuoso, un campeón".


"Tomás seguirá dándole éxitos a Chile, no defraudará nunca al país porque es un deportista impresionante, con todas sus letras", agregó Gutiérrez quien narró una anécdota surgida en Alemania.


"Una noche entré a la habitación y encuentro a Tomás llorando. Era una mezcla de pena, alegría, rabia, impotencia. Cuando un deportista enérgico y viril llora, la injusticia tiembla. Cuando Tomás González logra sus objetivos lo convierte en un deportista más puro, más fiel al COCh, a la empresa que lo apoya porque no va a traicionarlos".


Cero contacto con la Federación de Gimnasia


Dice el padre de Tomás, Enrique González, que en su época de gimnasta compitió por Chile en diversos torneos, y siempre tenía el apoyo de la Federación Chilena. "Eran otros tiempos", explica.


Hoy Tomás González estuvo a nada de quedar fuera de la Copa del Mundo por un error dirigencial. Al final Neven Ilic hizo lobby con la Federación Internacional y se solucionó el tema.


¿Disculpas? Nada. Hasta ahora González no tiene contacto con los dirigentes de la gimnasia chilena. "Soy un deportista de Chile, más allá de la Federación. Compito por mi bandera, porque es mi pasión pero el tema espero que se solucione. No solo por mí, sino también por los futuros gimnastas", asevera González.


Ahora lo que más necesita el medallista es "implementación y ver el tema de la aclimatación. Y también el apoyo dirigencial en cuanto a las gestiones".


"Es un tema que tocó fondo, no solo en la Federación de Gimnasia. Hemos hablado con los que hacen las leyes pero no hemos tenido eco. No existe interés desde los parlamentarios para solucionar este tema. Y digo desde ahora, que este problema va a ser recurrente", explicó Ilic graficando los vericuetos burocráticos detrás de los deportistas.


En la cancha, González proyecta un 2010 con participación en las 6 ó 7 Copas del Mundo programadas, en el Mundial, el Panamericano y los Odesur. "Vamos a ir posiblemente a España y a Brasil, a entrenar en el club de Diego Hypólito", cuenta González.


Es que por lo menos Hypolito lo apoya con todo. El mismo brasileño que le quitó el oro en Stuttgart, pero que lo conoce desde los 10 años, cuando partieron juntos pero con distintas realidades a su alrededor.


González sueña con tener a Chile en el podio olímpico. Sus padres lo siguen por Internet en cada torneo, lo incentivan. Desde la Universidad lo apoyan en su carrera de kinesiología y, a sus 22 años, sabe que puede lograrlo.


"Agradezco la cobertura periodística y he sentido el apoyo de la gente. Pero necesito más apoyo para mi preparación", finaliza uno de los mejores deportistas del año en Chile.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores