La chilena que tras intentar quitarse la vida hoy es promesa del tenis en silla de ruedas

Macarena Cabrillana tiene 21 años y a los 16 se lanzó de un quinto piso, debido a una fuerte depresión que no la dejaba ser feliz. Ahora, todo cambió y gracias a una raqueta "he vuelto a nacer", asegura.

20 de Abril de 2013 | 11:28 | Por Javier, Ugarte Marisio, Emol

''Al principio me costó bastante. No podía coordinar los movimientos, pero no bajé los brazos y entrenaba duro para lograr superarme'', señala Macarena Cabrillana.

Prensa, Macarena Cabrillana

SANTIAGO.- "Todo lo veía muy mal. No estaba pasando por un buen momento, no era feliz. Estaba con una depresión tremenda y eso me llevó a tirarme de un quinto piso...intenté suicidarme". Es el crudo relato de Macarena Cabrillana Sanhueza, la joven tenista chilena en silla de ruedas que después de vivir ese hecho extremo, en 2008, hoy disfruta la vida a un ciento por ciento. "He vuelto a nacer", asegura.

"Maca", como le dicen su amigas, afirma a Emol que "estoy en otra. Me siento muy feliz, la verdad que el tenis me cambió mi vida. Amo lo que hago y si bien no ha sido fácil todo esto no puedo pedir más. Soy una total agradecida por esta oportunidad que me dio la vida".

Pero hubo un momento que fue todo negro para Macarena. "Tras mi caída ingresé a la Teletón con una paraplejía lumbar L3. Fue muy duro, ya que no podía caminar, mis desplazamientos eran casi nulos. Fue algo terrible que me costaba asumir, pero un día me dijeron si quería jugar tenis, que me serviría mucho para mi rehabilitación, y fue así. Primero lo viví como un hobby, pero a partir del 2008 comencé como profesional...y aquí estoy".

"Al principio me costó bastante. No podía coordinar los movimientos con la silla y pegarle a la pelota...pero no bajé los brazos y entrenaba duro para lograr superarme cada vez más, y creo que ahora voy por el camino correcto, ya que cada día mi tenis es más sólido y fuerte", recalca.

La santiaguina, de 21 años, reconoce que la Teletón fue clave en su "nueva vida". "La verdad que tengo sólo agradecimientos para ellos. Ahí encontré un gran grupo de personas y en el tenis tengo a Francisca Mardones, quien me ayudó y me enseñó muchas cosas. Ella ha sido muy importante en mi desarrollo como tenista, al igual que Doris Gildemeister que me ha entregado todo su apoyo desde que comencé en esto".

Hace dos semanas logró el título en un campeonato en Buenos Aires y el sábado pasado quedó eliminada en semifinales en el Chilean Open 2013 Copa Banco de Chile realizado en Santiago, pero pese al resultado dice estar "muy orgullosa de lo que estoy haciendo. Tengo 21 años y soy la número dos de Chile del tenis femenino en silla de ruedas. A nivel internacional estoy 28°, y eso me tiene muy ilusionada", pues muchos la ven como "una de las grandes promesas" nacionales de dicho deporte. Este martes viajará a Texas, Estados Unidos, donde competirá en dos certámenes, y después volverá Santiago a prepararse para el Mundial por equipos en Turquía, a partir del 19 de mayo.

Pero para enfrentar esos desafíos sabe que el sacrificio debe ser mayor. "Si quiero crecer en el tenis debo esforzarme al máximo. Gracias a Dios cuento con el apoyo de importantes auspiciadores, mi familia y la federación. Entreno todos los días tres horas en la mañana y en la tarde voy al gimnasio. Quiero llegar a ser la número uno del país y la mejor del mundo, es un gran sueño, y para eso voy a luchar...".

Macarena no quiere dejar pasar la oportunidad para transmitir un consejo de aliento para quienes no lo están pasando bien en la vida: "Da lo mismo el deporte que practiques, eso te va ayudar a abrir tu mente, a encontrar una salida. Porque aunque estés con grandes problemas siempre va a existir una solución...siempre".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores