Clásico universitario definiría el futuro de Martín Lasarte y Darío Franco en Católica y la U

Los dos estrategas saben que una derrota este domingo los dejaría muy debilitados y cuestionados frente a la posibilidad de seguir.

17 de Mayo de 2013 | 14:00 | Emol
SANTIAGO.- Este domingo Universidad Católica y Universidad de Chile disputarán la edición 176 del clásico universitario, en un duelo clave para las aspiraciones de ambos equipos de coronarse campeón del torneo nacional. El que pierda, se despedirá casi por completo de toda opción de luchar por el título.

Y de la mano de esto, en las bancas también se jugarán cosas importantes. Tanto Martín Lasarte como Darío Franco están conscientes de que una derrota o un empate los dejaría fuera de toda lucha por la corona y peor aún, al que caiga, en la cornisa sobre su continuidad en la banca de su equipo.

El DT uruguayo llegó en junio del 2012 a la Universidad Católica y los números no lo favorecen. Los cruzados quedaron fuera de los playoffs del Clausura de ese año y hace pocos días perdieron la final de la Copa Chile ante los azules. Su único gran logro fue la semifinal de la Copa Sudamericana pasada donde fueron eliminados por Sao Paulo en una estrecha llave que se definió para los paulistas en Brasil.

Desde que arribó a San Carlos de Apoquindo el charrúa fue criticado por un juego poco vistoso y las quejas en su contra se acrecentaron luego de perder la Copa Chile ante la U en Temuco. Es más, ese día surgió la noticia de que la dirigencia de Cruzados SADP le habría puesto un ultimátum: si no gana el Campeonato Nacional, se va.

Junto con esto hay rumores de un cierto distanciamiento del plantel con el cuerpo técnico ya que muchos jugadores, sobre todo los más identificados con la institución, no entienden mucho su forma de juego y los cambios que realiza durante los partidos. Un ejemplo claro fue el haber dejado en la banca a Tomás Costa en la definición ante los laicos en el Germán Becker.

Una nueva caída ante la U terminaría por quitarle todo el respaldo de la dirigencia, la que estaría cansada de no conseguir títulos bajo la dirección del ex DT de la Real Sociedad.

Por su parte, Franco comenzó su periplo por la Universidad de Chile en diciembre del año pasado y con la pesada mochila de ser el sucesor del exitoso Jorge Sampaoli.

Y nunca ha podido terminar por convencer a la hinchada. La eliminación en la fase de grupos de la Copa Libertadores de este año fue un golpe duro para los azules que venían de grandes campañas a nivel internacional.

Además, tuvo casi 20 partidos consecutivos sin repetir la misma oncena inicial ni demostrando el fútbol vistoso al que estaban acostumbrados los laicos. Junto con esto, también suma episodios de problemas y de liderazgo con el plantel. El ejemplo más claro fue la arenga que tuvieron que realizar Johnny Herrera y José Rojas, dos de los referentes del equipo, a sus compañeros tras un pobre primer tiempo en el pasado Superclásico.

Franco tiene el gran respaldo de haber conseguido la Copa Chile y de asegurar la participación del conjunto laico en el plano internacional (Copa Sudamericana de este año), pero el no conseguir el título del Campeonato Nacional lo dejaría debilitado ante los constantes cuestionamientos hacia su labor.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores