El triunfo más doloroso de Martín Lasarte en la banca de Universidad Católica

El técnico uruguayo pasó de la alegría e ilusión a la amargura tras perder el título. Para peor, su paso por Arica terminó con un intento de agresión de parte de un grupo de barristas.

27 de Mayo de 2013 | 17:05 | Por Leonardo Vallejos, enviado especial a Arica

El paso de Lasarte por Arica no terminó bien.

Archivo El Mercurio

ARICA.- Martín Lasarte vivió una mezcla de emociones en su breve paso de 24 horas por Arica. Ilusión, alegría, ansiedad, amargura, temor y rabia, fueron algunas de las sensaciones experimentadas por el técnico de Universidad Católica en la victoria más dolorosa en la banca de los de la precordillera.


Todo comenzó cuando a eso de las 19:00 horas del sábado el plantel cruzado y toda la comitiva que los acompañó fueron recibidos con un multitudinario y emocionante "banderazo" de más de 300 hinchas en las afueras del hotel Diego de Almagro. "Es impresionante ver esto", fueron las palabras del charrúa.


Y con este golpe anímico de apoyo, el ex DT de la Real Sociedad realizó esa misma noche la charla a sus dirigidos. "No podemos fallarle a ellos", revelan desde el equipo que fueron algunas de sus citas en la reunión.


De  ahí a la ansiedad del domingo. Desde temprano el uruguayo se veía intranquilo. Tras el desayuno en el hotel no compartió con una veintena de hinchas que se acercó a saludar y fotografiarse con el plantel. Ya en el estadio, Lasarte no daba más


En el calentamiento previo de los jugadores se paseaba de un lado a otro, luego conversaba con su ayudante y con el gerente deportivo José María Buljubasich. "Vamos carajo, a demostrar lo que hemos hecho en el torneo", era una de las arengas con las que intentaba mentalizar a sus dirigidos.


Pitazo inicial de Claudio Puga y como es habitual, el estratega se movía de un lado a otro, discutía cada uno de los cobros y daba instrucciones constantemente. Pero el gol de Renato Ramos y la impericia de sus pupilos causaron estragos. El segundo tiempo lo pasó más sentado que dando indicaciones, ya sabía que la misión era casi imposible.


Finaliza el encuentro y se va raudamente a camarines, sin hacer declaraciones, misma postura que tendría al salir rumbo al bus del club. Los ánimos no eran los mejores.


Un poco más tranquilo en el aeropuerto se excusó con los medios de no querer hacer declaraciones.  "Acabamos de perder el título, qué quieren que les diga", fueron sus escuetas palabras. Sin embargo, en el mismo recinto aéreo viviría el momento más tenso de la jornada.


Un grupo pequeño de enfurecidos hinchas se acercaron a él, mientras se tomaba un café, y lo encararon. "Ándate luego, nadie te quiere", fueron los gritos más suaves de los que fue víctima. Pero no solo hubo agresiones verbales, sino que al percatarse de la situación, todo el plantel y cuerpo técnico corrieron para protegerlo. Fue ahí cuando entre medio de un intercambio de empujones y patadas, uno de los ayudantes de Lasarte, Atilio Marchioni, recibió un manotazo. Luego, el mismo integrante del staff técnico sería el foco de amenazas.


Así finalizaba el periplo del uruguayo por la XV Región, con la amargura por no conseguir el título y con la impotencia y rabia por lo sucedido en el aeropuerto.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores