Marcelo Díaz: "Clínica donde me hice exámenes (en Toronto) era amateur"

El volante de la selección chilena aclaró que fue él quien quiso jugar ante Brasil pese a tener molestias luego del duelo con Inglaterra.

22 de Noviembre de 2013 | 10:21 | Emol
Archivo, El Mercurio
SANTIAGO.- La gira de Chile por Inglaterra y Canadá dejó como víctimas a Mauricio Isla, Charles Aránguiz, Jorge Valdivia y Marcelo Díaz, todos por lesión. Sin embargo, el último de ellos es quien más afectado quedó.

El volante del Basilea suizo se perderá el resto del año debido a la lesión en la costilla que sufrió en el choque frente a Brasil, pero que arrastraba desde el lance ante los ingleses.

Y Marcelo Díaz explicó lo que pasó, el por qué jugó contra el Scratch, pese a sus molestias, y cómo fue el tratamiento que tuvo entre partido y partido.

"Me hice exámenes en Toronto, pero la clínica donde fui era más bien amateur. Era horrible, y solo me hicieron ultrasonido y rayos X, que arrojaron que era nada. Pero por el tipo de dolor que yo sentía, sabía que tenía algo", acusó en entrevista con El Mercurio.

El formado en la Universidad de Chile agregó que "ellos (clínica) dijeron que no había hematoma, o golpe, siendo que el día viernes había recibido un rodillazo directo a la costilla y era imposible que no hubiera nada. Para mí, no fue bueno el examen que me hicieron".

Eso sí, Díaz aclaró que fue él quien quiso jugar, pese a las molestias que presentaba. Apuntó que en e l cuerpo médico de la "Roja" "estaban preocupados y me preguntaron a mí si podía jugar. Yo les dije que sí, que me sentía mejor. Por eso jugué ".

" No me gusta perderme partidos así. Aparte que me sentía mejor de cómo había terminado contra Inglaterra. Entonces, pensé que no era mucho. Que era un golpe bien fuerte, nomás. Nunca me imaginé que fuera una fractura o que terminara en eso", expresó.

El ex volante de Deportes La Serena explicó cómo fue que se lesionó. " El primer golpe que tuve fue un rodillazo en el duelo contra Inglaterra, como en el minuto 30. En ese momento no podía respirar, no podía correr ni hacer nada. Seguí jugando y pude aguantar los 90'. Después, en el minuto 2 contra Brasil, fui a chocar al delantero de ellos para que no saltara a cabecear, le pegué muy fuerte con el mismo lado del cuerpo, pero esta vez como que me daban calambres, como que el nervio se me recogía completo, era una sensación bien rara y dolorosa", sentenció.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores