Molestia en Requínoa con Sampaoli por extrema seguridad para la "Roja" en el Monasterio

A diferencia de lo que hace el entrenador de O'Higgins, Pablo Sánchez, quien permite la entrada a algunos de sus entrenamientos, el DT casildense se negó al ingreso de los hinchas del sector Santa Lucila.

25 de Mayo de 2015 | 16:37 | Por Javier Ugarte, enviado especial a Requínoa

Mira las instalaciones del Monasterio que albergará a la "Roja"

REQUÍNOA.- Pasada las 10:00 horas de este lunes llegó la selección chilena al Monasterio Celeste, recinto ubicado en Requínoa, y donde durante una semana la "Roja" se preparará para la Copa América.


Con 13 jugadores ya integrados a los entrenamientos, el técnico Jorge Sampaoli ordenó una suave práctica matinal y para la tarde se comenzarán a intensificar los trabajos.


Y como era de esperar, expectación hubo a las afueras del complejo que pertenece a O'Higgins de Rancagua, pues varios requinoanos llegaron al lugar para ver al elenco nacional.


Sin embargo, la sorpresa fue mayor para los habitantes de la comuna que pertenece a la Sexta región, ya que nunca pensaron que el acceso a ver las prácticas estaba prohibido para los hinchas.


La molestia de los lugareños del sector Santa Lucila era mayor, debido a que a diferencia del técnico de O'Higgins, Pablo Sánchez, quien permite la entrada a algunos de sus entrenamientos durante la semana, el DT casildense negó el ingreso a los fanáticos.


Así por lo menos se desprende de las palabras Luis Posa, quien junto a su hijo Alexis, llegó a las ocho de la mañana al acceso principal, el que está resguardado rigurosamente por cuatro carabineros, quienes exigen un salvo conducto para cruzar hacia el interior de las parcelas.

Y no sólo ese sector estaba custodiado, también los diferentes accesos al recinto. Por ejemplo, para la zona de la cancha principal son seis los guardias encargados de permitir el acceso sólo a personas autorizadas.


"Estamos todos muy molestos con la decisión de este entrenador. Siempre nos imaginamos que tendríamos algunos minutos para ver a los jugadores, sobre todo para los niños quienes se ilusionaron con ver al equipo. No comprendemos por qué Sampaoli no quiere que podamos entrar", dijo Posa.


No se quedó ahí con su molestia y agregó: "Sampaoli tiene que entender que la selección es de todos los chilenos, sé que tiene todo el derecho de entrenar a puertas cerradas, pero también tiene que entender que aquí la gente, quizás, nunca más tendrá la posibilidad de ver a la selección, me parece una vergüenza que haga esto".


Mientras que su hijo manifestó que "me había hecho la ilusión de ver a Ángelo Henríquez y Johnny Herrera, pero lamentablemente nos vamos a quedar todos con las ganas".


En tanto, Claudio Gana, estudiante de 17 años, sostuvo que "me levanté súper temprano y perdí clases porque pensábamos que podíamos ver la práctica. Estamos acostumbrados con O'Higgins que sí nos dan la posibilidad de entrar. Nos parece súper injusto que Sampaoli nos prohíba ver a nuestra selección".


Finalmente, Miguel González señaló que "me parece que la decisión que tomó el entrenador no es la correcta, todos somos chilenos y nos deberían dar unos minutos para ver los entrenamientos. Esto es una zona de campo y aquí a Sampaoli nadie le va a poner problemas".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores