Siemens niega donaciones a partido de Kohl

Helmut Kohl, quien gobernó Alemania entre 1982 y 1998, negó asimismo un informe publicado por la revista Capital, que lo acusó de haber aceptado donaciones de Siemens para ignorar la violación de las normas sobre transferencia de tecnología al Bloque Soviético en la década de 1980.

29 de Mayo de 2000 | 13:00 | REUTERS
BERLIN.- El gigante alemán de la electrónica Siemes AG negó el lunes un informe según el cual habría donado millones de marcos al partido conservador del ex canciller Helmut Kohl, para facilitar las exportaciones ilegales de tecnología a Alemania Oriental.

"No hay evidencia de comercio ilegal (con la República Democrática de Alemania) o de donaciones efectuadas para tal fin", un vocero de la casa matriz de Siemens en Munich dijo a Reuters.

Kohl, quien gobernó Alemania entre 1982 y 1998, negó asimismo un informe publicado por la revista Capital, que lo acusó de haber aceptado donaciones de Siemens para ignorar la violación de las normas sobre transferencia de tecnología al Bloque Soviético en la década de 1980.

La posición de Kohl como estadista ha sufrido desde que admitió haber aceptado un millón de marcos en donaciones no declaradas -y por lo tanto, ilegales- para la campaña de su Unión Demócrata Cristiana, en el contexto de un gran escándalo financiero.

El presidente de una comisión parlamentaria que investiga el escándalo financiero de la UDC dijo a la revista Capital que Siemens está bajo investigación.

"Estamos investigando para determinar si Siemens efectuó contribuciones a los demócrata cristianos para ignorar las enormes ganancias provenientes del comercio con Alemania Oriental", dijo Volker Neumann, un miembro del gobernante Partido Demócrata Social, citado por Capital.

Christian Stroebele, miembro del partido de coalición Verde e integrante de la comisión investigadora, afirmó que había evidencia de encubrimiento de las presuntas donaciones de Siemens.

Exigió que Alexander Schalk-Golodkowski, el responsable económico de Alemania Oriental, sea llamado a testificar ante la comisión.

Capital denunció también que Siemens había exportado chips para computadoras, a pesar del embargo sobre las exportaciones al país comunista, citando una carta enviada a la cancillería en 1990 por Hans-Georg Wieck, entonces jefe de inteligencia de Alemania Occidental.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores