IRA autorizó por primera vez inspección de sus depósitos de armas

Gran parte del arsenal del Ejército Republicano Irlandés inspeccionado hoy estaba compuesto de explosivos Semtex, fusiles de asalto, ametralladoras y granadas, que, al parecer, podrían haber sido adquiridos por la formación paramilitar durante los años 70 y 80 a través de, entre otros, el dirigente libio Muamar Khadafi.

26 de Junio de 2000 | 08:56 | AFP
BELFAST.- El Ejército Republicano Irlandés (IRA) abrió por primera vez varios de sus depósitos de armas a inspectores internacionales, en un gesto destinado a tranquilizar a la comunidad protestante y a reforzar el frágil proceso de paz en Irlanda del Norte. Los inspectores, el ex Presidente finlandés Matti Ahtisaari, y el ex secretario general del Congreso sudafricano Cyril Ramaphosa, señalaron el lunes en un informe haber visitado "un buen número de depósitos de armas del IRA", y añadieron que las armas que contienen no podrán ser, a partir de ahora, usadas sin que lo sepan.

Gran parte del arsenal del IRA inspeccionado estaba compuesto de explosivos Semtex, fusiles de asalto, ametralladoras y granadas, que, al parecer, podrían haber sido adquiridos por la formación paramilitar católica durante los años 70 y 80 a través de, entre otros, el dirigente libio Muamar Khadafi.

El IRA confirmó, por su parte y a través de un comunicado, esas inspecciones añadiendo: "Esta iniciativa muestra de nuevo nuestro compromiso a favor de una paz justa y duradera".

Los distintos comunicados no precisan cuántos depósitos fueron registrados, ni en qué fecha, ni dónde. Los servicios de Seguridad británicos sospechan que el IRA esté escondiendo la mayor parte de su arsenal en almacenes ocultos en la vecina República de Irlanda.

Tanto Ahtisaari, como Ramaphosa se mostraron muy positivos en el informe entregado al término de sus inspecciones.

"Comprobamos que las armas y los explosivos estaban almacenados de forma segura y apropiada. Nos hemos asegurado que las armas y explosivos no puedan ser empleados sin nuestro conocimiento", señalaron.

Esa seguridad estará garantizada por el precintaje de los almacenes y su inspección regular, añadió por su parte el Primer ministro irlandés Bertie Ahern, copadrino del proceso de paz en el Ulster junto a su homólogo británico, Tony Blair.

Blair, que recibió en su residencia de Downing Street a los dos inspectores, calificó el gesto del IRA de "sustancial paso adelante".

Sin embargo, añadió que "se trata de una medida con vistas a reforzar la confianza. No es un desarme todavía, es un paso hacia esa dirección".

Los históricos acuerdos de paz de abril de 1998 preveían un desarme total de las formaciones paramilitares para mayo pasado, aunque que tal acción no ha hecho más que comenzar. Londres y Dublín fijaron un nuevo plazo para ese desarme en junio.

El IRA anunció el lunes, a su vez, haber reiniciado los contactos con la comisión internacional a cargo del desarme de las milicias, institución creada en 1998.

La formación paramilitar católica anuló sus contactos con esa comisión el pasado mes de febrero en protesta contra la suspensión, por parte de Londres, del gobierno semiautónomo de Irlanda del Norte.

El Reino Unido decidió recuperar del control directo de esa provincia británica ante el rechazo del IRA por iniciar su desarme.

La promesa hecha el 6 de mayo por la formación paramilitar de autorizar la inspección de algunos de sus depósitos permitió la vuelta del gobierno y asamblea local semiautónomos, con el acuerdo de la comunidad protestante.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores