Indonesia declaró estado de emergencia civil en Islas Molucas

El Presidente indonesio, Abudrrahman Wahid, adoptó la medida debido a intensas luchas callejeras entre musulmanes y cristianos que están dejando una gran cantidad de bajas.

26 de Junio de 2000 | 09:35 | AP
YAKARTA.- El Presidente indonesio, Abudrrahman Wahid, declaró hoy el estado de emergencia civil en las islas Maluku (Molucas) orientales debido a intensas luchas callejeras entre musulmanes y cristianos que están dejando un tendal de bajas.

El Presidente Abudrrahman Wahid dijo que asumió personalmente el control de la seguridad en las Maluku, donde veintenas de personas han muerto en la última semana.

"La situación está fuera de control", dijo a los periodistas después de una reunión especial de miembros de su gabinete. Agregó que la emergencia seguirá en pie hasta que se restablezca la paz.

En los más recientes enfrentamientos en la principal ciudad de Ambon, siete personas murieron y una mezquita y docenas de casas fueron incendiadas hoy, dijeron testigos. En los barrios se oía el estallido de las bombas y el repiqueteo de las armas de fuego.

Líderes cristianos han exigido la intervención de las Naciones Unidas para contener las matanzas.

Por lo menos 60 personas han muerto en los últimos seis días en Ambon. Más de 100 personas murieron cuando turbas musulmanas atacaron una aldea cristiana en el norte del archipiélago hace ocho días. Unas 3.000 personas de ambas religiones han muerto desde que estalló la lucha hace 18 meses.

Wahid dijo que la declaración entra en vigencia esta medianoche.

El estado de emergencia civil dará a los militares mayores prerrogativas para imponer toque de queda, erigir barricadas y detener a los sospechosos por tiempo indefinido. Pero las autoridades civiles locales siguen siendo responsables de la administración de las islas.

Las autoridades dijeron que la declaración es el primero en una serie de alertas escalonados que conduce a la ley marcial. Pero los observadores dijeron que la medida era mayormente simbólica y que se necesita una acción más enérgica.

"Necesitamos una fuerza militar especial que tome control total durante por lo menos tres meses", dijo Salim Said, analista militar en Yakarta.

Por otra parte, el comandante militar de Maluku fue reemplazado.

Horrorizado por el aumento en el número de muertes, el obispo católico de Ambon, Joseph Tethool, dijo que los militares indonesios eran incapaces de imponer la paz y acusó a muchos soldados de incompetencia y prejuicio.

Tethool dijo que él y prominentes predicadores protestantes escribieron al secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, para instar a la organización internacional a poner fin a la lucha.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores